Un año a -27 para los centros comerciales

Pablo Castro. Responsable del área de Prevención de la Pérdida Desconocida. AECOC

El 2020 fue un año relevante para la seguridad en el retail y, particularmente, en los centros comerciales. El Ministerio del Interior informaba, el pasado mes de septiembre, sobre la puesta en marcha del nuevo protocolo de denuncias in situ, que permite la tramitación al momento y de forma telemática de las denuncias por delitos leves de hurto cuando el presunto autor sea sorprendido en el acto.

Pablo Castro AECOC. Centros comerciales
Pablo Castro, responsable del área de Prevención de la Pérdida Desconocida de AECOC

Se trata de un proyecto impulsado por AECOC que debe ser clave para minimizar el impacto de la pérdida desconocida en el comercio, que está cifrada en 1.800 millones de euros anuales o, lo que es lo mismo, el 0,8% de sus ventas. Y digo que debe ser especialmente relevante para los centros comerciales porque reúnen todas las condiciones para adherirse al nuevo protocolo: disponen de un departamento de Seguridad, servicios de vigilancia privada, tienen el equipamiento informático necesario para comunicarse con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y cuentan con espacios en los que retener a los presuntos autores de los hurtos hasta la tramitación de la denuncia, así como con una infraestructura logística adecuada para la actuación policial.

Sin embargo, para verificar la eficacia de cualquier nuevo sistema es necesario testarlo en situaciones de normalidad, y 2020 tuvo de todo menos normalidad. Según los datos de la Asociación Española de Centros y Parque Comerciales (AECC), las restricciones a la actividad comercial obligaron a los centros comerciales a cerrar de media un 27% de los días hábiles de 2020. Como no podía ser de otra manera, un año con un 27% menos de oportunidades de abrir tuvo sus consecuencias.

*¿Quieres leer el artículo completo? Pincha aquí.