Los departamentos de Seguridad: un frente de olas

Eduard Zamora Peral. Director y consultor de seguridad. Presidente de Security Forum

Pasando unos días de reposo de Semana Santa en la Costa Brava, durante un descanso en una excursión por la parte abrupta de la costa próxima a Sant Feliu de Guíxols-Girona, observaba desde unas rocas junto al mar cómo las olas impactaban fuertemente sobre ellas, con un ruido ensordecedor, pese a ser un día calmado, sin viento y con una temperatura alta para la época a causa del sol imponente que lucía. Fijando la atención en ese oleaje imponente pensé en la similitud de las olas con los departamentos de Seguridad, por muy extraño que os parezca.

Eduard Zamora. Olas y Seguridad
Eduard Zamora Peral, presidente de Security Forum

Intentaré explicarme, aunque me disculparéis que pueda ser técnicamente poco correcto al no ser experto en temas marinos, ya que tan sólo soy un enamorado de los paseos junto al mar y de los baños en estas magníficas calas durante décadas, lo que me permite conocer bien su diverso oleaje.

Simplificando al máximo, y con la información consultada sucintamente en la Wikipedia, las olas son ondas que se expanden por la superficie del agua mediante dos movimientos: oscilación y propagación, movimiento este último que, provocado por la fricción del viento, que causa su avance por arrastre, y relacionado con la tensión superficial y la gravedad, tiende a intentar recuperar la forma lisa inicial del agua. A mayor altura de las olas, mayor energía extraen del viento en una retroalimentación positiva. La ola depende de tres parámetros del viento: velocidad, persistencia en el tiempo y estabilidad de su dirección.

Iniciada una ola, su energía se disipa lentamente de diversas maneras: transformándose en corriente superficial, friccionando con el aire que la frena o, finalmente, mediante su choque contra la costa, donde sufre sus últimas transformaciones, encrespándose si encuentra obstáculo contra el que colisionar o provocando una contraola en la playa, causando una ola en dirección opuesta que desaparece con este último fenómeno.

*¿Quieres leer el artículo completo? Pincha aquí