InicioActualidadC•CURE Go Reader, una solución móvil de alta seguridad

C•CURE Go Reader, una solución móvil de alta seguridad

C•CURE Go Reader es una solución de seguridad de Tyco completamente portátil que utiliza el sistema de gestión de eventos y seguridad C•CURE 9000 para proporcionar una verificación de identidad rápida en cualquier sitio remoto y para cualquier uso.

solucion de seguridad portatil

La solución se seguridad móvil de Tyco convierte un smartphone en un todo en uno. Al emparejar la aplicación en el dispositivo de mano C-One2, que cuenta con un cabezal de lectura de múltiples tecnologías, el lector C•CURE Go actúa como un controlador de puerta iSTAR, de manera muy similar a una puerta de control de accesos convencional.

  • Al utilizar esta solución de seguridad portátil, el dispositivo de mano con cabezal de lectura incorporado puede otorgar o denegar acceso instantáneamente.
  • Registre toda la actividad en los registros de auditoría para una fácil consulta.
  • Funciona en modo fuera de línea, almacenando en caché los registros de personal, almacenando transacciones fuera de línea y sincronizándose instantáneamente con C•CURE 9000 cuando vuelve a estar en línea.
  • El cabezal de lectura multitecnología admite credenciales iCLASS, MIFARE / DESFIRE EV1, Prox y QR.
  • Ideal para sitios en construcción, puntos de control de seguridad itinerantes, verificar lista de presentes en evacuaciones, etc.

artículos relacionados

i-PRO presenta una aplicación analítica con inteligencia artificial

Scene Change Detection de i-PRO incorpora las últimas novedades en tecnología analítica y es la primera aplicación de ese tipo basada en IA que facilita la detección de una escena.

Actualización de los equipos conectados a una Central Receptora...

La Orden INT/316/2011 establece la moratoria sobre los sistemas de alarma. En caso de no cumplir con los requisitos de Grado 2, los dispositivos podrán ser desconectadas de la central de alarma.

Mueren tres jóvenes a causa de un incendio en...

El incendio se produjo en una vivienda en el barrio de Isla Chica. Los primeros indicios apuntan a que un brasero del salón pudo ser el origen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí