Ajax protege una Base de Investigación en la Antártida contra incendios

En la primavera de 2021, la Base de Investigación Vernadsky, una estación antártica ucraniana, fue equipada con un sistema de seguridad Ajax con detectores de incendios FireProtect y FireProtect Plus. El equipo Ajax se envió a 16 mil kilómetros de distancia y ahora protege la base científica en la Antártida. A partir de este artículo, aprenderá cómo instalar un sistema de alarma contra incendios en una instalación cuando esta se trata de una estación polar.

sistema contra incendios

¿No había ya una alarma de incendios en la Base de Investigación Vernadsky?
La hubo, pero nadie la actualizó durante 36 años (desde 1985). Durante los primeros 10 años, la base fue utilizada por exploradores polares británicos. En ese momento, la base se llamaba Faraday y pertenecía al Reino Unido. Desde entonces, cambió de nombre, de bandera y de país, pero su equipo de detección de incendios siguió siendo el mismo.

El sistema antiguo funcionaba mal y causaba falsas alarmas. Algunos detectores eran inservibles. Pero encontrar piezas de repuesto para ellos (y llevarlos a la Antártida) era cada vez más difícil.

¿Qué pasa si hay un incendio en la Antártida?
La Antártida es el lugar más ventoso de la tierra, donde soplan vientos huracanados la mayor parte del tiempo. Incluso una pequeña llama puede convertirse rápidamente en un gran incendio.

La mayoría de los edificios de las estaciones antárticas se construyeron hace décadas. Estas son a menudo pequeñas casas de madera con paneles metálicos aislados con espuma. Cuando la espuma se quema, libera gas fosgeno, que es mortal.

En 2020, hubo un cortocircuito en la estación rusa Mirny. El incendio destruyó laboratorios, la sala de radio y otros edificios.

sistema contra incendios

Una estación polar es una instalación atípica. ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un sistema de alarma?

Fiabilidad de la comunicación. La estación es un complejo de edificios, por lo que es importante cubrirlos con un sistema. Para ello, se requiere la comunicación por radio más fiable con un amplio rango.

Mantenimiento. No se puede invitar a un instalador profesional a una estación en la Antártida; los ingenieros de la estación son quienes mantienen el sistema. Y este no debe requerir mucha atención. Los dispositivos tienen que funcionar con baterías durante años y alertar al instante si algo sale mal. Por ejemplo, si un detector pierde la conexión o si es necesario reemplazar las baterías en un par de meses.

Alerta de incendio. Hay una persona en la estación que monitorea el sistema. Se necesita un sistema con una app de monitoreo de alarmas práctica para PC, así como sirenas ruidosas para alertar a las personas sobre el peligro.

Impacto climático. Durante la temporada fría, la temperatura exterior desciende a -27°C. En los lugares residenciales, se mantiene entre +16 y -18°C, y en los no residenciales, se mantiene con un ligero aumento. Las especificaciones de los detectores deben ajustarse a estas condiciones.

¿Por qué se eligió a Ajax para la Antártida?
«La política del Centro Antártico es comprar productos ucranianos. Y solo comprar lo mejor: no se puede economizar en la Antártida. El precio del fracaso es muy alto, y el envío cuesta mucho dinero. Se activó una señal: si se trata de un sistema de seguridad, entonces tiene que ser Ajax. Y no nos equivocamos con la elección», explica Viacheslav Marchenko, Director Adjunto del Centro Científico Antártico Nacional (NASC)

sistema contra incendios

Además del hub (el panel de control del sistema de seguridad Ajax) y dos sirenas, diez detectores de incendios Ajax fueron enviados a la isla Galíndez en la Antártida Occidental. Protegen contra incendios, detectan el humo y los rápidos cambios de temperatura, y previenen la intoxicación por monóxido de carbono.

Cuando se conectan al sistema de seguridad Ajax mediante el protocolo de radio seguro Jeweller, los detectores pueden funcionar a distancias de hasta 1300 metros del hub.

Los detectores de incendios Ajax cumplirán su función incluso si la estación pierde el acceso a Internet o si no hay nadie para monitorear las alarmas. Los dispositivos pueden funcionar independientemente del panel de control del sistema. Incluso si no hubiera conexión con el hub, los detectores reconocerán la amenaza y las sirenas incorporadas alertarán sobre el peligro. El volumen de la sirena es de 85 dB para despertar incluso a aquellos que duermen profundamente.

Ajax también podrá manejarlo cuando la temperatura en las instalaciones de la estación descienda de +11 a -12°C (sucede cuando hay fuertes vientos). La temperatura de funcionamiento del detector oscila entre 0°C y +65°C.

Por último, no hay necesidad de preocuparse por la frecuencia con la que tiene que enviar nuevas baterías a la estación. El período de funcionamiento autónomo de los detectores es de hasta 4 años.

¿Cómo llevar equipos al fin del mundo?
Todos los dispositivos Ajax fueron comprados en Ucrania. Se necesitaron tres aviones, un barco y unos siete días para llevarlos hasta la Antártida. Cinco de esos días transcurrieron viajando en barco, el que cruzó el lugar más tormentoso del planeta: el Pasaje de Drake.

Cada explorador polar trae tres bolsos: dos con sus propias pertenencias y uno con elementos compartidos. Ajax fue enviado de esta manera.

sistema contra incendios

Instalación y configuración. ¿Cómo fue todo?
Los dispositivos Ajax están listos para funcionar de fábrica; la batería ya está preinstalada, y no es necesario desarmar los detectores. Se conectan a un hub con un solo toque en las apps y se montan en pocos minutos en un SmartBracket. Cualquier pregunta siempre se puede resolver poniéndose en contacto con el equipo de asistencia de Ajax, que está disponible las 24 horas del día, todos los días, y ayuda a los usuarios de todo el mundo en seis idiomas.

El sistema contra incendios fue instalado por el especialista principal, el mecánico de sistemas de la Base de Investigación Vernadsky. Para la participación en la expedición, la comisión de concursos del Centro Científico Antártico Nacional selecciona al mejor candidato entre los aspirantes de toda Ucrania. El mecánico del sistema supervisa la calidad de la instalación y garantiza el funcionamiento fiable de los equipos.

¿Cómo funciona el monitoreo de alarmas de la estación?
La estación utiliza el ordenador con la app PRO Desktop instalada. En el vestíbulo del edificio principal, se coloca una pantalla con todos los indicadores. Otro ordenador en la oficina de la persona de guardia se utiliza como una central receptora de alarmas.

Para gestionar el sistema desde cualquier lugar, los ingenieros de la estación tienen apps Ajax en sus smartphones. La estación tiene Internet, pero se volvió ilimitada recién esta primavera después de haber instalado una antena satelital.

Durante los dos meses de funcionamiento, hubo dos alarmas en la estación: en la cocina, mientras los exploradores polares estaban asando filetes a la parrilla, y en el taller de carpintería, donde se estaban llevando a cabo los trabajos de soldadura. En ambos casos, el equipo respondió al humo.

¿Qué sigue?
El plan es instalar 20 detectores de incendios más en la estación y complementar el sistema Ajax con el repetidor de señal de radio ReX. La estación polar consta de 12 edificios (incluyendo viviendas, un taller de carpintería y un garaje para barcos), ubicados a cierta distancia entre sí. Los edificios están cubiertos con hierro perfilado, el cual puede interferir con la señal de radio. El repetidor aumentará el alcance de los dispositivos y se convertirá en un enlace confiable entre los detectores y el hub.