«En la seguridad bancaria hay que potenciar la implantación de la Inteligencia Artificial»

José Miguel Perigot Benito. Director de Seguridad. Ibercaja

«Esta pandemia ha exigido superar retos nunca vistos, ha puesto a prueba los Planes de Contingencia y Continuidad de Negocio que pocas veces «saltan» del papel a la realidad, y ha requerido de la resiliencia de los equipos de trabajo», asegura José Miguel Perigot, director de Seguridad de Ibercaja, quien además explica en esta entrevista el papel de las nuevas tecnologías en el ámbito de la seguridad bancaria, así como su visión profesional y personal durante estos meses de pandemia.

Seguridad bancaria
José Miguel Perigot Benito. Director de Seguridad. Ibercaja

—¿Cuáles han sido los grandes retos que ha tenido que asumir ante la crisis sanitaria el departamento de Seguridad de Ibercaja?

—Han sido muchos los grandes retos que, como Entidad, hemos tenido que acometer. Ha sido un gran trabajo colectivo de equipo, impulsado desde la dirección e involucrando a toda la organización; el departamento de Seguridad ha aportado también por supuesto su conocimiento y experiencia para superarlos. Nuestro objetivo principal ha sido desde el principio garantizar la seguridad y la salud de compañeros, clientes y colaboradores, especialmente en las diferentes sedes corporativas por ser edificios con alta ocupación y flujo de personas.

Seguridad Bancaria

Es por eso que el principal reto que tuvimos que afrontar fue decidir, en muy corto plazo y bajo gran presión e incertidumbre, muchas y diferentes medidas organizativas, físicas y tecnológicas para aumentar la distancia social y reducir los contactos al mínimo posible. Debíamos lograr que se evitasen contagios, cuarentenas y confinamientos por contacto estrecho, a la vez que se aseguraba la continuidad del servicio a nuestros clientes.

Más intrínsecos a nuestro departamento de Seguridad ha habido muchos retos. Un desafío importante fue gestionar nuestro Centro de Gestión de Alarmas. Para asegurar que no se producían cuarentenas por contacto estrecho que causaran la baja de varios operadores simultáneamente, separamos cada turno de trabajo en dos Centros de Gestión distintos. Tecnológica y operativamente estábamos preparados para desempeñar nuestra tarea en uno o en otro centro, pero trabajar coordinadamente en ambos a la vez supuso afinar y pulir detalles que han reforzado nuestra resiliencia.

*¿Quieres leer la entrevista completa? Pincha aquí