La tecnología de Hikvision controla el aforo de toda la red de mercados municipales de Barcelona

Hikvision, proveedor de referencia de soluciones AIoT y servicios de Big Data enfocados a la industria de la seguridad, en colaboración con el integrador AINA-Tressat, ha diseñado e instalado el sistema de cámaras de conteo de personas que controlan el aforo de los 39 recintos que forman la red de Mercats de Barcelona. Esta solución ofrece una doble respuesta: por un lado, información de aforo en tiempo real, que permite tomar decisiones según la necesidad de cada momento —por ejemplo, impedir la entrada de más personas cuando se completa el aforo autorizado y hasta que baje la ocupación—, y por otro, estadísticas sobre afluencia de cada mercado (cuántas personas entran, a qué hora lo hacen, por qué puerta…), con datos reales que ayudan a mejorar la gestión de los propios mercados.

Red de Mercats de Barcelona

En total, se han instalado cerca de 340 cámaras de doble lente para conteo de personas conectadas a grabadores NVR Serie I-4K en la red de Mercats y que se gestionan con absoluta facilidad y de manera muy intuitiva a través del software HikCentral.

La solución de Hikvision fue la elegida principalmente por tres factores clave. En primer lugar, por la alta fiabilidad y precisión en la función de conteo, superior al 99%, gracias a la tecnología deep learning embebida en los dispositivos. En segundo lugar, por la flexibilidad en la capacidad de configuración de los equipos, que permitían la homogeneización de la solución en 39 mercados con escenarios muy distintos. Y finalmente, por la posibilidad de instalación de las cámaras en posición cenital, única en el mercado en ese momento.

El Institut Municipal de Mercats de Barcelona, organismo dependiente del Ayuntamiento de Barcelona que gestiona los mercados de la ciudad, tomó la decisión de implantar este sistema en marzo de 2020, y a finales de ese mismo año, la solución ya estaba operativa. «Desde un primer momento la solución aportó a la ciudadanía la tranquilidad de poder ir al mercado sin sobrepasar el aforo permitido», explica Pilar Roca, responsable de Dirección de Organización, Marketing y Sistemas del IMMB.

Principales retos

El proyecto para instalar cámaras de conteo de personas en todos los mercados municipales de Barcelona exigió afrontar varios retos. El principal obstáculo era la necesidad de implementar una solución en 39 mercados distintos, teniendo en cuenta la diversidad de edificios y, sobre todo, de accesos a los mismos: estructuras, morfologías (altura y anchura), tamaños, flujos, ubicaciones, condiciones de iluminación… Todo ello obligó a diseñar múltiples soluciones específicas para cada tipo de acceso.

También hubo que resolver la limitación en la conexión a internet. La infraestructura digital en los mercados era insuficiente para la implantación del proyecto, que exige de un constante registro y envío de datos en tiempo real.

Por último, el tiempo de implementación de todo el proyecto era muy ajustado. Sobre todo, teniendo en cuenta que la instalación se desarrolló sin cerrar al público los mercados, lo que exigió establecer unos horarios de trabajo complicados, ideados para no molestar a los clientes en horarios de apertura comercial. «Fue un reto enorme —explican desde AINA-Tressat—, hubo que adaptarse a las peculiaridades de cada espacio, los mercados son muy diferentes unos de otros, y cumplir con los plazos, que eran muy ajustados. Estudiamos soluciones de muchos fabricantes, y vimos que Hikvision era el único que nos ofrecía una propuesta madura y preparada para responder a lo que necesitábamos».

 

Imágenes: Hikvision