Arrojamos una luz sobre la iluminación infrarroja adaptativa

Uri Guterman. Director de Producto y Marketing de Hanwha Techwin Europe

Las cámaras de videovigilancia necesitan luz para captar imágenes de alta calidad las 24 horas del día. Antiguamente esto significaba que había que instalar iluminación adicional para garantizar que las cámaras pudieran funcionar de manera efectiva en condiciones de poca luz y de noche. El coste de hacerlo así sería prohibitivo si fuese necesario realizar obra civil para el cableado. La contaminación lumínica también podría ser un problema para las autoridades locales por las quejas relacionadas con el impacto en zonas residenciales.

Iluminación Infrarroja adaptativa
Uri Guterman. Director de Producto y Marketing de Hanwha Techwin Europe

Como ocurre con frecuencia, la tecnología vino al rescate en forma de iluminación infrarroja (IR). A diferencia de nuestros ojos, que solo pueden detectar luz blanca entre los 400 y 700 nanómetros (aprox.) de longitud de onda, la luz IR de 850 nanómetros puede ayudar a las cámaras a capturar imágenes monocromáticas de alta calidad en lo que para los seres humanos constituye la oscuridad total.

Las primeras generaciones de iluminadores IR eran luces IR incandescentes, que eran caras y consumían mucha energía, además de tener una vida útil muy limitada. Más recientemente, las cámaras se han equipado con iluminadores con LED infrarrojos que son mucho más eficientes y fiables desde el punto de vista energético. Con la luz infrarroja emitida de forma invisible al ojo humano, éstos ofrecen el beneficio adicional de que los operadores de la sala de control pueden enviar a los vigilantes de seguridad al lugar o informar de la actividad sospechosa a la policía, sin que los intrusos se den cuenta de que han sido detectados.

Iluminación infrarroja adaptativa
El gran avance en términos de iluminación que permite a las cámaras captar imágenes claras y nítidas por la noche proviene del desarrollo de la iluminación infrarroja adaptativa. Esto, como sugiere su nombre, calibra el ángulo de los LED de infrarrojos de la cámara para que coincida con el nivel de zoom y, de esta forma, la iluminación de infrarrojos se puede concentrar en objetos hasta una distancia de 200 metros.

Iluminación infrarroja adaptativa

Las cámaras con iluminación IR adaptativa introducidas por fabricantes como Hanwha Techwin, utilizan tres juegos de LED IR que están calibrados para garantizar que los objetos cercanos, ubicados a media distancia o lejanos, como personas y matrículas de vehículos, estén suficientemente iluminados. Al hacerlo, ofrecen una forma altamente eficaz y eficiente de energía y una manera ecológica de garantizar que las cámaras de videovigilancia puedan funcionar al máximo de sus capacidades, independientemente de las condiciones de iluminación.