Entrevista al Comisario Javier Galván, Jefe de la Brigada Central de Inspección e Investigación de la UCSP

«Los Interlocutores Policiales Sanitarios han demostrado su eficacia para coordinar, asesorar y gestionar una respuesta inmediata a todas las demandas en seguridad y asistenciales surgidas desde el inicio de la pandemia». Así lo asegura el Comisario Javier Galván, Jefe de la Brigada Central de Inspección e Investigación de la Unidad Central de Seguridad Privada (UCSP) e Interlocutor Policial Nacional Sanitario, quien analiza en esta entrevista el papel de esta figura, así como las acciones y actividades realizadas en estos meses en el ámbito sanitario.

Interlocutores Policiales sanitarios

—Durante 2020, y como consecuencia de la crisis del coronavirus, se potenció la colaboración de la UCSP y el sector de la Seguridad Privada, ¿qué valoración haría a nivel de coordinación y comunicación? ¿Qué aspectos y acciones llevadas a cabo podría destacar?

—La declaración del Estado de Alarma, en marzo del pasado año, fue para nuestro país el inicio de un episodio histórico en el cual todavía nos encontramos inmersos y que nos está poniendo a prueba a toda la sociedad, incluida la Policía Nacional. La Unidad Central de Seguridad Privada (UCSP), consciente del servicio específico que presta a un sector tan importante como es el de la Seguridad Privada, adaptó rápidamente sus procedimientos de trabajo para poder seguir prestando, entre otros, el servicio de «Ventanilla Única» de nuestra corporación con dicho sector. Fruto de ello fue la adaptación tecnológica que se llevó a cabo para poder dar servicio 24 horas al día de una forma descentralizada, lo cual se trasladó, no sólo al sector de la Seguridad Privada, sino también al sanitario, en una perfecta simbiosis entre la relaciones institucionales y la labor de los interlocutores policiales sanitarios.

El primer aspecto que debemos destacar, que tuvo la mayor relevancia en los primeros días del Estado de Alarma, fue la intermediación, coordinación y unificación de criterios que llevó a cabo la UCSP para tratar de solucionar las diferentes interpretaciones de la normativa que se hacía por parte de los actores implicados, tanto públicos como privados. Por otro lado, la utilización de los canales de comunicación de RED AZUL se intensificó de manera exponencial, lo que se ha plasmado en el balance anual en un aumento del 25% en el número de difusiones y comunicaciones masivas al sector y en un casi 7% de nuevas adhesiones al Plan Integral de Colaboración.

Desde la UCSP siempre se ha apostado e invertido en dar formación a los profesionales de la seguridad. A pesar de las obligadas limitaciones para el cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias, se ha conseguido mantener el número de acciones formativas respecto al año pasado, continuando con la difusión del mensaje preventivo antiterrorista. Por otro lado se ha implantado el proyecto «Red Azul XXI», el cual se ha ideado como una acción de contacto y asesoramiento a los vigilantes de seguridad en su propio puesto de trabajo.

Es de destacar la labor de concienciación que se ha llevado a cabo con empresas ajenas al sector de la Seguridad Privada, puesto que a pesar del esfuerzo económico al que se está viendo sometida la ciudadanía, el número de departamentos de Seguridad inscritos en el Registro Nacional de Seguridad Privada ha aumentado. En cuanto al reconocimiento que la Policía Nacional ha hecho de la Seguridad Privada y del sector sanitario, hay que destacar tanto la elaboración de material videográfico como los agradecimientos y ensalzamiento en los medios de comunicación de la labor llevada a cabo por ambos bajo los lemas «Ni un solo día, ni un segundo separados» y «Cuida de quien te cuida».

—¿Qué actuaciones operativas viene desarrollando la Policía Nacional en apoyo al sector sanitario desde el Estado de Alarma declarado por la crisis?

—Lo primero que quiero hacer es destacar y reconocer, desde la Policía Nacional, la actuación espléndida de los departamentos de Seguridad y, en especial, de sus vigilantes de seguridad, que han sido ejemplares en la labor de protección y asistencia en los centros sanitarios, como en otros sectores esenciales.

En la normativa reguladora del Estado de Alarma, se determinó el papel primordial que iban a tener que realizar tanto el sector sanitario como la Policía Nacional. Asimismo, se daban instrucciones precisas sobre el papel que debían jugar los Interlocutores Policiales Sanitarios. RED AZUL, como punto nacional de contacto de la Seguridad Privada con la Policía Nacional, y los Interlocutores Policiales Sanitarios de la Policía Nacional, como enlaces con todos los actores del ámbito sanitario, han demostrado su eficacia para coordinar, asesorar, proteger y, cómo no, para gestionar una respuesta inmediata a todas las demandas en seguridad y asistenciales que han surgido desde el inicio de la pandemia.

De hecho, desde marzo del pasado año, los Interlocutores Sanitarios de la Policía Nacional han llevado a cabo más de 10.200 contactos con el sector sanitario, de los cuales casi 8.000 fueron durante la vigencia del primer Estado de Alarma -desde el mes de marzo hasta junio de 2020-, en los que adaptamos los recursos tecnológicos de Red Azul y del Equipo Nacional del Interlocutor Policial Sanitario a un formato 365X24.

Para acceder a la entrevista completa pincha aquí