Transformación digital: un mundo de ventajas y oportunidades

Mariano Agüero. Presidente de la Federación Empresarial Española de Seguridad. FES

FES no está ajena a las opiniones actuales que hablan que la transformación digital debe ejecutarse adaptándose al tamaño y sector de la empresa, y ello particularmente conociendo que el régimen normativo de la Seguridad Privada ralentiza dicho proceso.

Transformación digital
Mariano Agüero. Presidente de la Federación Empresarial Española de Seguridad. FES

Es cierto que la transformación digital suele asociarse a las grandes compañías tecnológicas como Google, Apple, Amazon o Microsoft, y a grandes presupuestos e inversiones. Este tipo de compañías en muchos casos, y dentro de los límites que el marco normativo de la Seguridad Privada nos autoriza, sirven a modo de referente para que nuestro sector empresarial avance hacia un mundo cada vez más digitalizado.

No obstante, si bien es una realidad palpable que la digitalización y la transformación digital es un proceso transversal que deben adoptar todas las compañías, las soluciones a adoptarse no serán únicas, dependiendo del sector al que resulte aplicable.

Desde FES expresamos nuestra conformidad acerca de que la transformación digital ofrece una serie de ventajas y oportunidades de negocio que pasamos a reproducir a continuación y que deben ser aprovechadas:

En primer lugar, esta transformación digital va a generar experiencias nuevas en los clientes, creando con ellos vínculos de mayor permanencia y fidelidad, al avanzarse en las soluciones de servicios prestadas o apoyadas en procesos que contienen mayor información para el cliente.

En segundo lugar, la transformación digital favorece una mayor eficiencia operativa a nivel interno para la empresa de seguridad. Esta acción favorece o promueve la cultura de la innovación en el interior de la empresa de seguridad por los profesionales de la Seguridad.

Desde FES estamos convencidos que las pequeñas y medianas empresas que componen nuestra asociación están adaptándose a las exigencias del mercado y a las nuevas necesidades de los consumidores del Siglo XXI, si bien dichos cambios deben ser visibles de forma clara a través de los medios de comunicación social.

*Para acceder al artículo completo pincha aquí