«En esta crisis hemos demostrado que somos capaces de aportar soluciones con una agilidad sorprendente

Eduardo J. Alvarez Blázquez. Security Director Spain.CITI

—«Una de las claves que nos ha permitido asegurar la seguridad de trabajadores, bienes y clientes de Citi ha sido la rápida implementación de nuestros protocolos de respuesta ante la pandemia, y la agilidad de nuestro departamento de Seguridad en adecuar estos procedimientos a la casuística concreta de nuestro país». Así lo asegura Eduardo J. Álvarez Blázquez, Security Director Spain, de CITI, quien en esta conversación con Cuadernos de Seguridad, explica cuáles ha sido los grandes retos que tuvo que asumir el área que dirige en esta crisis, así como su visión sobre el papel que ha cumplido el sector de la Seguridad Privada en estos meses.

crisis

—¿Cuáles han sido los grandes retos que ha tenido que asumir el departamento de Seguridad de Citi ante la Covid-19?

—El primero y más importante de los retos a los que nos hemos enfrentado como corporación ha sido sin lugar a dudas garantizar la seguridad y la salud de nuestros clientes y nuestros empleados en un entorno tan peligroso, tan desconocido y tan cambiante como el generado por esta pandemia. En segundo plano, obviamente, nuestra entidad ha puesto el foco, como no podía ser de otro modo, en la Continuidad del Negocio. Nuestro reto ha sido así, generar la capacidad para poder seguir prestando servicio a nuestros clientes sin que hubiera una merma en la calidad del mismo a tenor de las circunstancias.

Para ello, se han implementado las soluciones necesarias para poder conciliar la seguridad de los trabajadores y usuarios, a la vez que se aseguraba la posibilidad de continuar trabajando y prestando el servicio con la misma calidad y aportando el mismo valor que en el período pre-crisis. Se estableció una política de generalización del teletrabajo, facilitando desde la compañía todos los recursos necesarios, y habilitando simultáneamente la posibilidad de acudir a nuestras oficinas en caso necesario, respetando por supuesto todas las medidas de seguridad e higiénico-sanitarias puestas en vigor por las distintas instituciones.

Estas medidas nos han otorgado una flexibilidad que nos ha permitido mantener nuestras capacidades operativas intactas, por lo que nuestras operaciones no se han visto ni impactadas ni mucho menos interrumpidas, evitando así la pérdida de competitividad de nuestra firma.

—¿Qué planes y protocolos de seguridad se pusieron en marcha desde el departamento de Seguridad ante la crisis sanitaria?

—Debemos tener en cuenta que el Sector Bancario es considerado en España como una Infraestructura Crítica o Sector Crítico. Ello significa que nosotros debemos ser capaces de operar incluso en el peor de los escenarios posibles, y esa responsabilidad conlleva adoptar una serie de medidas que deben estar perfectamente definidas para continuar operando con eficacia en cualquier situación, y que ya se encontraban vigentes dada esta especial naturaleza de nuestro negocio.

Sin perder de vista este objetivo, hemos tratado en todo momento de conciliar nuestras normativas y procedimientos internos a los diferentes cuerpos normativos que tanto la Administración Central como Autonómica, y por supuesto las autoridades sanitarias, han ido generando durante toda esta pandemia. Hemos implementado un protocolo de limpieza adaptado a los parámetros requeridos por las Administraciones para la lucha contra el COVID-19, que incluye, a parte de una mayor profundidad en las tareas de limpieza, una mayor especialización de las mismas.

Para leer la entrevista completa pincha aquí