Nueva estrategia de ciberseguridad de la Unión Europea

La Comisión Europea y el Alto Representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad han presentado un nuevo paquete de medidas de Ciberseguridad, cuyo elemento clave es la nueva Estrategia de Ciberseguridad de la UE. Se trata de un ambicioso documento, que pone el foco en los cuatro pilares de la ciberseguridad: mercado interior, aplicación de la ley, diplomacia y defensa para reforzar la resiliencia colectiva de Europa frente a las ciberamenazas. Asimismo, pretende garantizar que todos los ciudadanos y empresas puedan beneficiarse de servicios y herramientas digitales fiables, en un mundo hiperconectado donde cada vez son más las tensiones geopolíticas.

Nueva estrategia

Partiendo de los avances logrados con las estrategias anteriores, el documento contiene propuestas concretas para el despliegue de tres instrumentos principales: regulatorios, de inversión y de política que aborden tres áreas de acción de la UE:

  1. resiliencia, soberanía tecnológica y liderazgo.
  2. desarrollar la capacidad operativa para prevenir, disuadir y responder.
  3. promover un ciberespacio abierto.

Estas áreas contienen importantes medidas, entre las que destacan la construcción de un Ciber Escudo mediante la creación de una red de Centros de Operaciones de Seguridad basados en la inteligencia artificial (IA), las destinadas a reforzar la seguridad 5G, el establecimiento de la Joint Cybersecurity Unit y el desarrollo del Marco de Gestion de crisis de Ciberseguridad, el refuerzo de la lucha contra la ciberdelincuencia y, por último, la cooperación internacional.

La estrategia cubre la seguridad de servicios esenciales como hospitales, redes eléctricas, ferrocarriles y el número cada vez mayor de objetos conectados en nuestros hogares, oficinas y fábricas. La estrategia tiene como objetivo construir capacidades colectivas para responder a los principales ciberataques.

También describe planes para trabajar con socios de todo el mundo para garantizar la seguridad y la estabilidad internacionales en el ciberespacio. Además, describe cómo una unidad cibernética conjunta puede garantizar la respuesta más eficaz a las ciberamenazas utilizando los recursos colectivos y la experiencia disponible para los Estados miembros y la UE.

Por otro lado, la UE se compromete a apoyar esta estrategia mediante un nivel de inversión durante los próximos siete años sin precedentes en la transición digital de la Unión (cuadriplicaría los niveles anteriores de inversión), lo que demuestra el compromiso con su nueva política tecnológica e industrial y con el Plan de Recuperación.

El objetivo es alcanzar una inversión conjunta de 4.500 millones euros entre la Unión, los Estados miembros y la industria, en especial a través del Centro de Competencias en Ciberseguridad y la Red de Centros de Coordinación, así como garantizar que las pequeñas y medianas empresas (pymes) reciben una parte importante de esta dotación económica .

Imágenes: Tumisu/Pixabay