Detección de humo por aspiración en Centros de Protección de Datos

Ramón Maíllo. Responsable de producto VESDA e ICAM en Honeywell

El sistema de Detección de Humo por Aspiración (DHA) se ha utilizado durante mucho tiempo para la protección de entornos con gran circulación de aire, como los Centros de Procesamiento de Datos (CPD). Es un sistema que consiste en una carcasa con un detector de muy alta sensibilidad, un aspirador (ventilador) y un procesador. Utiliza tuberías de plástico (normalmente V0/UL90, es decir, no propagadoras de llama) en las que se perforan orificios de muestreo para adaptarse a la aplicación y proporcionar una cobertura de acuerdo con las normas de diseño locales.

DHA
Ramón Maíllo. Responsable de producto VESDA e ICAM en Honeywell

Los CPD tienen muchos aspectos críticos para la detección de humo, por ejemplo:

1) La detección temprana del incendio es esencial para poder conseguir una intervención oportuna y asegurar la continuidad operativa de los CPD;

2) El flujo de aire que generan los sistemas de refrigeración tiene un impacto importante en el rendimiento de los sistemas de detección de humo;

3) Los CPD más modernos se construyen con pasillos de contención para facilitar el enfriamiento, estos pasillos constituyen un corredor para transportar aire frío y caliente. En un CPD, el flujo de aire creado por el equipo de enfriamiento juega un papel importante para decidir dónde colocar los puntos de detección.

Durante la fase incipiente (invisible) del desarrollo del fuego (momento ideal para detectar un fuego inminente), el humo tiene poca energía de calor y la corriente de aire no permitirá que se pueda elevar hasta el nivel del techo.

Este impacto en el movimiento del humo se agrava aún más cuando se utiliza la refrigeración para reducir el consumo de energía; en tales condiciones, el humo se diluye considerablemente por la presencia de aire «limpio» del exterior. Incluso si la Unidad de Tratamiento de Aire (UTA) está en modo de recirculación, la filtración en el dispositivo del tratamiento del aire puede ser tan eficaz que las partículas de humo se eliminan de los filtros.

La única solución es interceptar el humo en las rejillas de retorno de las UTAs colocando los orificios de muestreo en la entrada de las UTAs. Estos puntos de muestreo serán los primeros en sufrir los defectos del humo y se ha comprobado que a menudo son los únicos que proporcionan una detección temprana.

DHA

De hecho, el humo con baja energía térmica seguirá el camino del aire y será transportado a través de los conductos de ventilación. La primera señal de alarma en los respiradores de retorno dará poca indicación de la fuente de generación de humo. Dado que el DHA detecta típicamente niveles muy bajos de humo, esto puede ayudar a la identificación precisa del punto de fuego.

FUNCIONAMIENTO

Los centros de datos más recientes utilizan pasillos de contención que optimizan el enfriamiento del equipo y al mismo tiempo constituyen un área donde se transporta cualquier tipo de humo. Estos pasillos, dependiendo de su diseño, generalmente tienen chimeneas de extracción de aire caliente que puede ser usado para ofrecer un nivel de detección temprana, pero también para identificar la ubicación del fuego, reduciendo así el área de búsqueda.

Es absolutamente necesario señalar que para proporcionar un sistema que cumpla con las normas de diseño, es imprescindible proteger los entornos y espacios ocultos (falsos techos y subsuelos), ya sea con detectores puntuales (o sistemas puntuales) o con detección de múltiples criterios, en la que se englobaría un sistema de DHA.

Para leer el artículo completo pincha aquí