La ARS de la Guardia Civil realiza más de 7.000 servicios de apoyo durante el Estado de Alarma

La Agrupación de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil ha realizado más de 7.000 servicios de apoyo a otras unidades de seguridad durante el Estado de Alarma con el objetivo de garantizar el cumplimiento de la normativa de confinamiento, asistencia presencial a colectivos especialmente desprotegidos como los mayores y la protección de farmacias y comercio minorista ante posibles robos.

Guardia Civil

La ARS es a principal unidad de reserva de la Guardia Civil, especialmente concebida, preparada y organizada para cumplir la misión específica de prevención, mantenimiento y, en su caso, restablecimiento de la seguridad pública. Está diseñada por su empleo temporal en apoyo a otras unidades.

Precisamente esta función de apoyo, sobre todo, a las unidades de seguridad ciudadana, es la que ha desarrollado con más intensidad durante los meses del Estado de Alarma con el objetivo de garantizar las medidas adoptadas. También han colaborado, en este caso, el GRS4 de Barcelona en la puesta en marcha de un hospital de campaña en Sant Andreu de la Barca.

Asimismo, durante fechas señaladas como Semana Santa o los puentes de mayo, han desplegado numerosos dispositivos para evitar posibles desplazamientos no autorizados.

La ARS está formada por 8 GRS (Grupos de Reserva y Seguridad) desplegados por toda la geografía española y el Escuadrón, cada uno de ellos tiene una UPI (Unidad de Primera Intervención) NRBQ que ha resultado también muy importante para proceder a desinfecciones de diferentes lugares.

A medida que se han ido desarrollando las diferentes fases de desescalada y poco a poco se ha ido volviendo a una cierta movilidad de la ciudadanía, la ARS ha vuelto a ser requerida para  desempeñar sus misiones habituales como son el apoyo a unidades de investigación en el desarrollo de operaciones policiales, también se ha retomado la vigilancia de las Centrales Nucleares de las que se ha encargado durante estos meses el Ejército, bajo sus criterios técnicos, dentro de la Operación Balmis, y también han participado en diferentes operativos.

María Gámez ha resaltado la importancia de contar con unidades de reserva como la ARS, con personal especialmente cualificado que, en este caso concreto de la situación generada por el covid-19, se ha mostrado absolutamente versátil para desempeñar funciones diversas para las que incluso ha tenido que adaptar sus procedimientos habituales operativos para dar un apoyo fundamental al resto de unidades del Cuerpo, especialmente las de Seguridad Ciudadana.

Por ello la directora de la Guardia Civil ha felicitado a todo el cuerpo, ya que han demostrado, una vez más, la capacidad de adaptación de la Guardia Civil a cualquier contingencia que pueda surgir para garantizar la seguridad y la ayuda a la ciudadanía, máxime en estos duros meses que nos ha tocado pasar.