Metro de Madrid bloqueará el acceso si se supera el aforo permitido

Metro de Madrid llevará a cabo un Plan de Seguridad que se adaptará a cada una de las fases del Plan de Transición Hacia la Nueva Normalidad aprobado por el Gobierno. Control de accesos, señalización para cumplir la distancia de seguridad y un despliegue del 100% de su oferta de transporte para garantizar la movilidad general.

medidas

“El Gobierno regional ha diseñado una estrategia de movilidad para la desescalada, basada en la última Encuesta de Movilidad y considerando las necesidades de la demanda creciente de transporte público que se irá produciendo paulatinamente”, ha señalado Garrido, quien ha indicado que, con el inicio de la fase 0 de la transición, ya se está registrando un incremento del 19% en la demanda del transporte público.

El consejero ha explicado que, tomando como referencia la distancia social establecida por el Gobierno central, que limita el aforo a un 50% en el transporte público y fija una densidad de dos personas por metro cuadrado, la red madrileña sólo podrá asumir un 45% de la capacidad que tenía antes de la alerta sanitaria. Por este motivo, el Ejecutivo autonómico ha diseñado varias actuaciones para poder seguir fomentando el uso del transporte público “como herramienta fundamental para la sostenibilidad medioambiental, social y económica”.

Un sistema automatizado para controlar el acceso al Metro

Metro de Madrid estudiará la movilidad de la población a través del conteo de pasajeros con el fin de garantizar la eficacia de las medidas de seguridad que se irán adaptando a cada una de las fases del proceso de desescalada.

Una de las medidas más llamativas es el control de accesos a las estaciones: una vez se supere el aforo permitido, se procederá al bloqueo de los tornos para garantizar, en todo momento, que se mantenga la distancia de seguridad entre viajeros. Este sistema quedará automatizado, gracias a la tecnología Big Data, pero también será posible la gestión manual de éste.

Además, se ha puesto en marcha el sistema de apertura automática de puertas en todos los modelos de trenes en los que es posible (64% del total) para que los viajeros no tengan que pulsar los botones de apertura. Y, en todas las estaciones de Metro se está manteniendo siempre una puerta abierta para el acceso y otra para la salida evitando así el contacto.

Igualmente, Metro ha clausurado un total de 42 vestíbulos y 177 accesos de su red para minimizar riesgos entre sus empleados frente al coronavirus, que ya no tendrán que trabajar en estos espacios. Esta medida permite, también, optimizar recursos y adaptarlos a la nueva situación en tareas de limpieza, vigilancia o mantenimiento, entre otras.

Desde el inicio de la alerta sanitaria, la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid ha ido adaptando la oferta de transporte público en la región a la caída en el número de viajeros derivada de las medidas aprobadas por el Gobierno regional y el resto de administraciones.

La oferta acordada garantiza la movilidad necesaria de los trabajadores, así como la prestación de un servicio público esencial para los ciudadanos. En cualquier caso, el servicio que se presta garantiza la máxima separación posible entre los viajeros y se mantiene la prioridad del servicio en las líneas con paradas en hospitales.