COVID-19, el día después para el sector de la seguridad

La emergencia sanitaria mundial provocada por la Covid-19 ha venido acompañada por una profunda crisis económica y social. Una situación excepcional que ha cambiado el paradigma de todos los sectores empresariales que ansían una vuelta, en principio, a esa «nueva normalidad». Ahora, más que nunca, es primordial que todos, Administración, empresas y sociedad unamos esfuerzos y trabajemos de forma coordinada para aliviar el gran impacto que dejará en la economía este periodo excepcional.

impacto

El pasado 14 de marzo de 2020, día en el que se declaró el Estado de Alarma en España, quedará grabado en la memoria de ciudadanos, empresas y profesionales. Comenzaba entonces un periodo de «reclusión forzosa» que provocaría un grave impacto en el tejido industrial de este país. Y una parte importante de ese entramado empresarial lo conforma el sector de la seguridad privada, con todos sus actores.

El sector de la seguridad privada ha jugado un importante papel a la hora de frenar el avance de la Covid-19 y mitigar, en todo lo posible sus efectos. Sus profesionales –vigilantes de seguridad, técnicos, operadores, directores de seguridad…– y empresas fueron y seguirán siendo muchos de aquellos “héroes” que ayudaron a proteger la salud y seguridad de los ciudadanos, a garantizar la prestación y distribución de servicios y productos esenciales, y a proporcionar toda su innovación tecnológica a la hora de detectar y prevenir la enfermedad.

Pero ahora, inmersos ya en la fase de desescalada, esta gran familia de la seguridad contempla cómo esta crisis se ha llevado por delante las previsiones de crecimiento de un mercado, de momento paralizado. La salud de las empresas de seguridad ha sido golpeada duramente por una situación sin precedentes. No es momento de quedarse quieto, sino de trabajar unidos para mitigar sus repercusiones económicas y sociales, y preparar desde este momento la recuperación.

¿Cómo afrontará el sector de la seguridad privada esta recesión e impacto económico? ¿Cambiarán los modelos de gestión de negocio? ¿Variarán las soluciones y servicios que ofrecerán las empresas de seguridad? ¿Qué papel ha jugado la transformación digital? ¿Cómo ayudará la tecnología que desarrollan las empresas a la prevención ante la Covid-19? ¿El teletrabajo quedará implantado en las compañías?

Lo cierto es que el escenario ha cambiado. En este mundo «post pandemia» las empresas tienen que buscar nuevas formas de gestionar su actividad de forma segura, para afrontar un futuro de recuperación económica lleno de incertidumbre.

Para analizar cómo dibuja el sector su futuro contactamos con presidentes y representantes de asociaciones del sector de la Seguridad, que analizan el impacto de esta crisis sanitaria y su proyección de cara al futuro.

Ángel Córdoba, presidente de la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad, APROSER, asegura que «estamos ante nuevas amenazas cuya relevancia y peligrosidad se ha hecho patente y que van a necesitar nuevos tratamientos por parte de empresas de seguridad, que cuenten con personal debidamente habilitado y formado para acometer estas nuevas funciones preventivas».

Para acceder a la tribuna del Presidente de APROSER, pincha aquí. Este es el primer artículo que compone esta serie de reflexiones de las Asociaciones del Sector de la Seguridad.

A continuación, puedes acceder a las diferentes tribunas en las que los principales responsables de las Asociaciones del Sector de la Seguridad reflexionan sobre la situación provocada por la pandemia del Covid-19:

Imágenes: Fernando Zhiminaicela/Pixabay