El sector de la Protección contra Incendios ante la pandemia COVID-19

Adrián Gómez, presidente de TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios.

En el actual estado de alarma, desde TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, queremos reiterar nuestro apoyo a las decisiones de las autoridades sanitarias, así como la necesidad de salvaguardar de forma prioritaria la salud y la seguridad de los ciudadanos. Confiamos igualmente en que los plazos de confinamiento programados sirvan para acelerar la salida de la actual crisis sanitaria.

crisis sanitaria
Adrián Gómez. Presidente de Tecnifuego

Si bien como tejido industrial, tememos que la recesión económica que ya venía produciéndose antes de la crisis sanitaria del COVID 19 tenga unas repercusiones negativas en la seguridad contra incendios, debido a la caída drástica de la oferta y demanda de bienes y servicios, que arrastra a todos los sectores productivos y económicos.

Tememos, además, que debido a la situación especial que se está viviendo, algunos usuarios no respeten los mantenimientos obligatorios de las instalaciones, las sustituciones aconsejables y/o obligatorias de los equipos tras su vida útil, y la ralentización de la demanda de instalaciones de PCI en obra nueva, con el peligro que esto supone para las personas y los bienes.

Actividad durante la pandemia COVID-19 del sector de Protección contra Incendios (PCI)

Es nuestra responsabilidad hacer hincapié en que las actividades de extinción y prevención de incendios quedan dentro del ámbito de la seguridad  y, por tanto, una parte de las mismas se han podido desarrollar durante la paralización de actividades no esenciales.

El mantenimiento de los sistemas de PCI, especialmente de las instalaciones que están en activo, muchas de las cuales han readaptado su producción a las necesidades actuales, deben continuar realizándose y también  la fabricación de sistemas y productos para ese mantenimiento y reparación de sistemas, si no hay stock, así como la fabricación de aquellos productos sujetos a compromisos internacionales suscritos con anterioridad al estado de alarma.

Los sistemas PCI son parte esencial de la seguridad en nuestras vidas, tanto en la vivienda (edificios de viviendas), como en los centros de trabajo: empresas, industrias, comercios, hospitales, residencias de ancianos, infraestructuras… Las carencias de mantenimiento y de suministros de equipos de sustitución pueden suponer un peligro grave para la seguridad de personas y bienes.

Plan estructural

A nivel general, creemos fundamental un plan estratégico para volver a la actividad productiva de todos los sectores, que tenga en cuenta las necesidades de las empresas tras la salida de la cuarentena, tanto sanitarias, como de financiación, renovación de ERTEs y de condonación o aplazamiento en su caso de pagos de Hacienda y Seguridad Social, y suficiente inversión pública para salir de la crisis.

Ante un panorama insólito, para el que no estábamos preparados, debemos insistir en que el mantenimiento de las instalaciones de protección contra incendios (PCI) debe ser realizado siempre por empresas especializadas y homologadas, que cumplan los requisitos señalados en la reglamentación (Reglamento de instalaciones de protección contra incendios R.D. 513/2017).

Como Asociación que representa a las empresas del sector de seguridad contra incendios, velaremos por la profesión, la especialización de las empresas, y la seguridad de personas, bienes y puestos de trabajo.