“La improvisación no se debe producir en un evento multitudinario”

“Nuestro objetivo es dotar de una seguridad integral en la que tanto el público, trabajadores como los propios protagonistas se vean seguros y protegidos en su espectáculo”, así lo asegura Juan Carlos Ruiz, director de Seguridad del Wizink Center (Madrid), para quien la improvisación es una de las premisas fundamentales que “no se debe producir en un evento multitudinario”. Ruiz Rabadán, desgrana para Cuadernos de Seguridad, los aspectos estratégicos de la seguridad de un recinto multiusos, en el que se llega alcanzar la asistencia de 17.453 personas.

Improvisación

—¿Cómo se organiza la seguridad de una gran instalación como es el caso del WiZink Center, donde este elemento es una de sus prioridades?
—El Wizink Center es un recinto multiusos, donde tienen cabida espectáculos deportivos, baloncesto, recinto oficial del Real Madrid y del Estudiantes, lugar donde se ha celebrado la Copa del Rey y Supercopa de Baloncesto, la Copa de España de Fútbol Sala, el campeonato del mundo de Freestyle, entre otros deportes.

También se celebran eventos de carácter religioso, políticos, privados, corporativos, ferias de exposiciones y ventas. Por otro lado, y en un número importante, se encuentran los conciertos donde se llegan a alcanzar las cifras más altas de visitantes: 17.453 personas.

Una de las máximas de la Dirección es la de garantizar la seguridad, para ello se requiere un tratamiento especial y específico para cada tipo de evento.El objetivo es dotar de una seguridad integral en la que tanto el público, trabajadores como los propios protagonistas se vean seguros y protegidos en su espectáculo.

Cada concierto es distinto, dependiendo del público asistente, ya sea fanático, fenómeno fans, adulto, joven, infantil, etc.; los estudios y la estadística que se manejan en el departamento de Seguridad, hace que el planteamiento de los dispositivos de seguridad y emergencias varíen de unos a otros y se ponga más énfasis en otros aspectos.

WiZink Center

Dentro de esta organización, se ha de contar con varios factores de importancia, como son los datos que ofrece el promotor del evento: el tipo de implantación del formato de la pista, que es el lugar donde se aglomeran más personas, el número de tickets vendidos, horarios, el mes del año, es también un dato relevante por la climatología.

Esta organización está compuesta por un departamento Técnico, otro de Producción, de Ticketing, Comercial, de Servicios, de Prevención de Riesgos Laborales, de Control de Accesos, de Seguridad, de Personal Auxiliar, de Informadores y Acomodación, de Personal Sanitario, entre otros.

—¿Cuáles considera que son los elementos fundamentales a la hora de plantear una seguridad integral en instalaciones del tipo de WiZink Center ?
—Una de las premisas fundamentales que no se debe de producir en un evento multitudinario es la improvisación. La seguridad integral en un gran evento la conforma la seguridad física del recinto, seguridad interior y exterior.

La seguridad exterior es la que genera al público la sensación de una buena organización; es muy importante la gestión de las masas en el exterior, en las filas, en los accesos, en la información y con una buena presencia y profesional del personal del recinto, que hacen que las miles de personas que se encuentran en el exterior entren al recinto de una forma ordenada, coordinada y segura.

La seguridad interior es la que se compone de todo el personal de seguridad, de emergencias y el propio staff. Todo ello se apoya con una buena iluminación, puertas en perfecto estado de apertura, sistemas integrados de CCTV, sistemas contra incendios, PCI, anti intrusión, alarmas, megafonía y una Sala estratégicamente situada donde se controle todo lo expuesto, denominada UCO.

—¿Cuáles son los grandes retos a los que se enfrentan hoy en día instalaciones como el WiZink Center en cuanto a seguridad?
—En la actualidad el WiZink Center es el 4º recinto del mundo en venta de entradas y número de eventos celebrados según la revista internacional Pollstar.

Este puesto supone un reto de conseguir una mayor y mejor seguridad, y crea una exigencia proactiva al departamento de Seguridad, aún mayor a la que ya teníamos, si cabe. Para conseguir este objetivo se trabaja y se entrena en los riesgos más extremos que se pueden sufrir como avalanchas, incendios, ataques terroristas, etc.

Entrevista completa