Gestión de alarmas remotas y telegestión

Lluis Marín. Coordinador del Comité de Fabricantes de Detección. Tecnifuego.

En el pasado, en general, eran impensables los efectos que iba a tener el desarrollo de las tecnologías de la información en nuestras vidas, en la forma de relacionarnos en nuestro entorno privado o profesional. Hace ya algunos años que la digitalización afecta a nuestro entorno, privado y profesional, transformando el modo en que nos relacionamos o trabajamos.

Digitalización

La digitalización nos trae una capacidad de gestión inconmensurable que, con el IoT, el 5G y el Big Data, cambiará de forma radical nuestra percepción del valor de los bienes, de los productos y de los servicios.

En este nuevo escenario de digitalización, un sector tan regulado como la detección de incendios se va a ver arrastrado a cambios profundos. Cambios que ni siquiera ahora podemos prever pero que llegarán en breve con esta ola de innovación. Con toda seguridad, esta evolución nos traerá precisión, seguridad, protección, calidad, y un entorno más agradable y eficiente.

Nuevo escenario de digitalización

La llegada de las nuevas tecnologías ha ampliado las posibilidades de servicios disponibles sobre los Sistemas de Detección y Alarma de Incendios (SDAI) a través de las conexiones remotas que aportan:

  • Mejoras en la seguridad de las personas y bienes,
  • Un incremento sustancial de la fiabilidad del sistema,
  • Rapidez y efectividad en el mantenimiento,
  • Reducción de costes de operativos,
  • Mejora en la calidad del servicio,
  • Mejora de la eficiencia energética.

Con la publicación del RIPCI (RD 513/2017), en el anexo II, se reconoce esta nueva realidad puesto que acepta la conexión remota a un centro de gestión de servicios de mantenimiento, con el fin de facilitar las tareas de mantenimiento y gestión del sistema, así como proporcionar servicios añadidos.

Por otro lado, se hace mención a la transmisión de alarmas de incendios. Debido a que estas nuevas prestaciones no han podido ser claramente reflejadas en el RIPCI (RD 513/2017), a continuación, se realiza un análisis sobre las diferentes posibilidades de servicio existentes.

¿Qué se hace en otros países?

En el área de servicios, hoy, ya existen plataformas cloud para el soporte en el mantenimiento y diversos fabricantes ya han desarrollado soluciones propias de software de servicio.

La asociación europea, Euralarm, ha trabajado recientemente en un estudio en un grupo de países de la Unión Europea, sobre el impacto de las falsas alarmas de los sistemas de detección. Aunque no hay un estándar común, la información revela un alto nivel de conexión directa de los sistemas de detección y alarma con los servicios de emergencia, centros receptores de alarma de incendio u otro tipo de plataformas (cerca de un 90%).

Cada país ha aplicado diferentes soluciones, según su tradición, experiencia y conocimiento. Se evidencia que los equipos conectados facilitan el control de los sistemas, hacen posible el seguimiento del libro de registro, permiten el análisis para la mejora y la aplicación de medidas preventivas o correctoras y promueven un mantenimiento más eficaz posibilitando la supervisión y auditoría.

MISIÓN DE UN SDAI

Gestión local

La misión de un SDAI se centra en la vigilancia y aviso de incendio de un local, edificio o instalación a sus ocupantes con el fin de preservar la vida humana.

Entre las funciones del Equipo de Control e Indicación (ECI) de un SDAI, se encuentra la de centralizar la información y el acceso al sistema. Es por ello que este equipo debe situarse dentro de la instalación en un lugar accesible, tanto para el personal responsable del edificio, como para la asistencia de los bomberos, y con el fin de que puedan interactuar adecuadamente con el sistema.

En muchos casos, por el uso, la geometría, distribución, o tamaño de la instalación es difícil cumplir con este requisito, por lo que se pueden recurrir a varias soluciones.

  • Uso de repetidores de información integrados en el SDAI que permiten el acceso a la información y control desde distintos puntos de la instalación.
  • Uso de software de control, además de las ventajas de los repetidores, facilitan el control de la instalación mediante información adicional, como por ejemplo gráficos, datos o planos sinópticos de la misma.
  • Integración del SDAI en el sistema de gestión del edificio SCADA (Supervision Control And Data Acquisition – Supervisión, control y adquisición de datos) que interacciona de manera independiente con los diferentes sistemas existentes en la instalación. En este caso los sistemas de protección contra incendios tendrán un nivel de prioridad máximo. (R.D. 513/2017 Anexo I Punto 1).

Artículo completo pincha aquí