El OSICH muestra su apoyo para reducir el impacto del Covid-19

El Observatorio de Seguridad Integral de Centros Hospitalarios (OSICH) ha lanzado un comunicado dando apoyo a todas las medidas que se han tomado, se están tomando y las que se vayan a tomar para reducir el impacto que el Covid-19 tiene en nuestros país. Además, el OSICH aprovecha este comunicado para lanzar una serie de recomendaciones y buenas acciones para lograrlo.

OSICH

Durante estos días estamos sufriendo la presión que la sociedad está realizando sobre las instituciones como respuesta al miedo y a la atención sanitaria con carácter exponencial que representan las personas infectadas con el Covid-19 más las correspondientes asistencias sanitarias con carácter de gravedad o urgencia.

OSICH ha recalcado que es un momento para estar todos juntos, apoyarnos mutuamente y compartir los conocimientos que vamos obteniendo en cada centro sanitario para controlar el riesgo de contagio de trabajadores y pacientes. Y anima que juntos somos mejores. Como profesionales de la seguridad que es el OSICH en el ámbito sanitario, han aportado su propia visión y recomendaciones ante el presente desafío al cual estamos todos expuestos.

El OSICH está acostumbrado a trabajar con planes de prevención, planificación y contingencia, por lo que esta situación no coge por sorpresa ya que en numerosas ocasiones han intentado infundir esta filosofía básica de la seguridad a sus organizaciones para que, dentro de su labor asistencia y organizativa, pudieran reaccionar ante problemas de esta índole o similares.

El Observatorio de Seguridad Integral de Centros Hospitalarios se apena mucho que no se contemplará dentro del nombramiento de infraestructuras críticas, por parte del CNPIC, a los Hospitales de cierta entidad y dependencia poblacional dando más peso y protección en el sector sanitario a otros entes, que sin quitarles importancia, también pudieran ser necesarios pero quizás no tan esenciales o críticos como los Hospitales tal y como estamos viendo estos días.

La propia organización tiene que definir y emplear sus recursos (tanto humanos como económicos) para funcionar y gestionarse como si de dicha denominación se tratara, pero al no ser de obligatorio cumplimiento, es muy poco probable destinar dichos recursos por parte de los gestores de los centros ya que, dentro de la lógica, su compromiso principal es asegurar y mejorar la labor asistencial.

Y desde el OSICH han expresado: “Es una lástima que ni la propia Administración, encargada y obligada a de defender un bien tan valioso como la sanidad, que se traduce en los profesionales y bienes que dan servicios asistenciales y esenciales en Hospitales y centros de salud, haya pasado tan superficialmente a la hora de valorar su protección. Lamentablemente ha sido la realidad la que ha confirmado lo críticas que son nuestras infraestructuras, tal y como siempre hemos mantenido“.

El organismo confía en que la situación se irá poniendo más difícil según avance el tiempo y que será necesario la adopción de medidas excepcionales y extraordinarias y  la modificación radical de conductas que hasta el día de hoy realizaban los profesionales, usuarios de la sanidad y población en general. No se puede atacar un problema excepcional con medidas normales.

Teniendo en cuenta las medidas difundidas por los medios de comunicación y dentro de las propias organizaciones es necesario recalcar al público general que es imprescindible, para que los efectos del mal sean los menores posibles, realizar las siguientes acciones:

  • Evitar acudir a lugares concurridos y si es imprescindible siempre guardar la distancia de seguridad recomendada.
  • Quedarse en casa. Y si se tiene que salir, estas salidas deben estar planificadas para que sean de corta duración y exposición, con la finalidad de no tener que volver a salir en mucho tiempo. Realizar una limpieza extrema y correcta de manos tantas vencen como haga falta a lo largo del día. Dicha medida es aún más importante si estas fuera de casa.
  • En el momento que se presente algún síntoma de los descritos para el Covid-19 cumplir los procedimientos que la administración ha determinado para tal fin y evitar acudir al Hospital o utilizar otros números de teléfono que dan soporte a otras emergencias que se siguen produciendo, independientemente del Covid-19, y pueden ser más letales que este.
  • No acudir a Hospitales ni Centros de salud si no es estrictamente necesario, ya que el mayor problema actual es colapsar los recursos (Económicos, humanos, materiales y espaciales) que tan limitados tienen ya de por si los centros asistenciales.
  • Utilizar correcta y responsablemente los equipos de protección individual indicados para las diferentes tareas y exposiciones al Covid-19.

Desde el OSICH agradecen la enorme labor que vienen desarrollando todos los compañeros facultativos, personal de enfermería, celadores, personal de limpieza, administrativos, vigilantes de seguridad…etc. Además, destacan el importante papel que algunos de los compañeros del Observatorio han jugado y están jugando, en la aportación de soluciones ante los problemas suscitados por la difícil situación en la que se encuentran los centros que tienen el acierto de contar con ellos al frente de la seguridad.

Desde el Observatorio seguirán trabajando en mejorar la seguridad en el ámbito sanitario colaborando fielmente con todas aquellas instituciones que lo requieran y piden la colaboración y reconocimiento por parte de sus direcciones y responsables tanto en lo profesional como en lo personal ahora en el presente como en el futuro.

El OSICH está totalmente disponible y abierto a la participación en los gabinetes de crisis que se generen, los responsables de seguridad pueden aportar sus conocimientos en gestiones de emergencias y dar soporte a la aplicación estricta de las decisiones que, desde el gobierno de España, de cada una de las Comunidades Autónomas y desde cada Gerencia de cada centro, se tomen.