La Policía de Londres anuncia que usará cámaras de reconocimiento facial

El Servicio de Policía Metropolitana de Londres anunció que comenzará el uso operativo de la tecnología de reconocimiento facial en vivo (LFR) en sus calles con el objetivo de garantizar la seguridad en ellas. Esta decisión se toma en pleno debate global sobre los usos ilícitos de este tipo de tecnología.

reconocimiento facial londres

El uso de la tecnología de reconocimiento facial en vivo se pretende implementar en ubicaciones específicas en Londres. Esto ayudará a garantizar la seguridad frente a delitos graves, la violencia, los delitos con armas de fuego, la explotación sexual infantil así como proteger a los más vulnerables. Esta tecnología proporciona a los agentes una herramienta adicional que les ayudará a tratar de localizar y arrestar a las personas implicadas en algún delito.

Además, esta tecnología no se empleará para la vigilancia policial tradicional. Sera utilizada a modo de aviso a los oficiales de forma que sugiera que la persona que están buscando puede encontrarse en determinado lugar dotado con reconocimiento facial, pero siempre será un oficial el que tome la última decisión de si se compromete o no con alguien.

Nick Ephgrave, comisario responsable del sistema, explicó; “Este es un desarrollo importante para el MET y uno paso vital para ayudarnos a luchar contra la violencia. Como una fuerza policial moderna, creo que tenemos el deber de usar nuevas tecnologías para mantener a las personas seguras en Londres“.

Estamos utilizando una tecnología probada y comprobada. Una tecnología muy similar ya se utiliza en el sector privado de Reino Unido” declaró Ephgrave. Y añade: “todos los días, nuestros oficiales de policía reciben información sobre los sospechosos que deben vigilar, con esta técnica LFR mejorará la efectividad de esta táctica

La Policía Metropolitana de Londres comenzará a implementar LFR operacionalmente en lugares donde la inteligencia sugiere que es más probable que se localicen a delincuentes graves. Cada despliegue tendrá una ‘lista de observación’ a medida, compuesta de imágenes de personas buscadas, predominantemente aquellas buscadas por delitos graves y violentos.

En un despliegue, las cámaras se enfocarán en un área pequeña y específica para escanear a los transeúntes. Las cámaras estarán claramente señalizadas y los oficiales desplegados en la operación repartirán folletos sobre la actividad. La tecnología, que es un sistema independiente, no está vinculada a ningún otro sistema de imágenes, como CCTV, video usado en el cuerpo o ANPR.

Ephgrave manifestó su preocupación para salvaguardar la transparencia por garantizar la protección de la privacidad y los derechos humanos de las personas. Y asegura que el despliegue de la tecnología empleada de reconocimiento facial logra el equilibrio adecuado para vivir y trabajar en una ciudad segura.

Imágenes: Shutterstock / Varuna