CRA, el muro de carga de la Seguridad Privada

José Ignacio Jiménez del Castillo. Director de Relaciones Institucionales de Securitas Direct

Las alarmas de uso doméstico protegen los hogares de las intrusiones gracias a su conexión a una Central Receptora de Alarmas (CRA) que, junto a sus profesionales, valoran las alertas y actúan en consecuencia velando por la seguridad de los ciudadanos.

José Ignacio Jiménez Centrales Receptoras de Alarma
José Ignacio Jiménez, Director de Relaciones Institucionales de Securitas Direct

Cuando se emite dicha señal de alarma a nuestra CRA, nuestros especialistas valoran qué gestiones son necesarias según los protocolos establecidos. En este punto comienza la complejidad de su funcionamiento y entra en juego la alta cualificación de estos profesionales para que toda la información que se reciba sea correctamente gestionada y se ahorre en tiempo y recursos, a la vez que se garantiza la seguridad a los clientes y ciudadanos.

La gestión que desde Securitas Direct se realiza implica el tratamiento de más de 8 millones de dispositivos conectados “machine to machine” y más de 600 millones de señales telemáticas diarias. Un volumen de avisos tan elevado requiere, sin duda, que el engranaje funcione a la perfección por medio de la tecnología y las personas.

Para el envío de las señales a la CRA, las alarmas de Securitas Direct cuentan con la red GSM (de telefonía móvil) y la Red ATN (Alarm Transmission Network), un sistema exclusivo que solo tiene la compañía (dentro del sector de la seguridad), muy difícil de inhibir y que cuenta con más de 1.500 antenas desplegadas por toda España.

Monitorización de manera ininterrumpida

La responsabilidad de nuestro equipo profesional que trabaja en las CRA, y gestiona toda la información que les llega, es monitorizar de manera ininterrumpida, 24/7, las instalaciones de los clientes en sus hogares y negocios. Lo que hace este equipo es interpretar cada señal y, en función de su tipología, se actúa de una manera u otra.

Si se trata de una señal de alto riesgo (atraco, coacción, etc.), como alarma confirmada que es, se comunica inmediatamente a la policía: son las denominadas señales de alta prioridad. Al igual, otras como los SOS, intrusión o sabotaje, se verifican por si pueden ser fruto de un falsa alarma, y en cuanto resultan confirmadas, se actúa poniéndonos en contacto con los servicios policiales o de emergencia, según sea el caso y como tenemos estipulado en nuestros protocolos. De media al año, gestionamos más 320.000 señales de este tipo.

Central Receptora de Alarma

Si no es una señal de alta prioridad, también se verifica y gestiona para conocer qué puede estar ocurriendo, es decir, si se trata realmente de una incidencia real, o una señal que puede llegar por un error de uso o incidencia técnica (baja batería, por ejemplo). Si se verifica que es una intrusión (alarma confirmada), se ponen en contacto con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y si es un problema de uso o incidencia, se establece contacto con el cliente para subsanarlo. Toda señal es atendida en un tiempo medio inferior a 29 segundos.

Ante una señal, lo primero actuar

En definitiva, lo primero que se hace ante una señal es actuar. Cada segundo en una situación de crisis tiene un valor incalculable. Por ello, trabajamos constantemente evaluando todos nuestros protocolos con el fin de ser extremadamente efectivos. Por este motivo, invertimos más de 8.000 horas en la formación de nuestros especialistas, y se realizan más de 30.000 horas de auditoría para realizar esa mejora constante, lo que supone una inversión anual de 4 millones de euros.

En total, la CRA gestiona cerca de 15 millones de saltos de alarma verificables al año y 100.000 envíos anuales de Acuda para la verificación personal de alarmas, dando así servicio a más de 1.2 millones de clientes.

Por ello, es necesaria la tecnología más avanzada y unos profesionales altamente cualificados que permita monitorizar eficazmente tanto casos de emergencia, como causas técnicas o de control de la alarma, y que puedan valorar y tomar las mejores decisiones para lidiar con cada salto que se produzca.

En Securitas Direct contamos con las dos CRA’s más grandes y modernas de Europa. La interconexión entre ambas conforma, seguramente, la CRA más grande del mundo. Este hecho convierte a España en un mercado puntero e innovador que está a la vanguardia de los avances y últimas tendencias del segmento y de la compañía, situando al mercado español en una posición líder en Europa en seguridad electrónica.