La intoxicación y las quemaduras, las principales causas de muerte en incendios

Las principales causas de muerte por incendio son por intoxicación, que afectó a casi 6 de cada 10 víctimas (un 58,8%) y las quemaduras, que se cobró la vida del 33%, según datos del último informe anual sobre víctimas en incendios de 2018 realizado por la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB). 

causa intoxicación

Las principales causas de los incendios en viviendas en 2018 han sido los aparatos productores de calor (radiadores y braseros, entre otros), con 15 víctimas, y los incidentes eléctricos, con 12 fallecidos. Vuelve a subir el número de víctimas por el hábito de fumar (8 personas).

Según datos extraídos de este informe, el salón sigue siendo un año más la dependencia de la vivienda en la que se origina el mayor número de incendios (33%), seguido, muy de cerca, por el dormitorio (22%) y la cocina (5%).

Teniendo en cuenta que el 78% de los siniestros con víctimas mortales ocurridos en 2018 tuvieron lugar en viviendas, y que el 71% de las muertes se produjeron por inhalación de humos, es muy importante la colocación de sistemas de detección en viviendas, clave para alertar de que se está produciendo un incendio.

Recomendaciones para prevenir los incendios

Desde la Fundación MAPFRE y la APTB proponen una sencilla Vía de Superviviencia, una guía que contiene las principales pautas que hay que seguir para prevenir un incendio, entre las que destacan: no sobrecargar enchufes, no poner aparatos de calor cerca de cortinas y no desatender una vela.

Esta útil y reveladora guía también incluye el procedimiento a seguir si se desata un fuego, y que consiste en: en primer lugar, evaluar la situación, siempre sin asumir riesgos; si no hay peligro, intentar apagarlo. Si no se puede apagar el fuego, alertar a todos los ocupantes de la vivienda para realizar la evacuación de manera ágil y ordenada, cerrando la puerta al fuego.

intoxicación

La Vía de Supervivencia explica que si se puede salir de la vivienda, debe hacerse sin recoger nada, excepto las llaves si se encuentran a mano, no usar el ascensor y llamar al 112 desde fuera. En el caso de que no se pueda evacuar la vivienda, hay que llamar al 112, cerrar las puertas, tapar con paños húmedos las rendijas, dejarse ver desde la ventana y, sin perder la calma, esperar la llegada de los bomberos.

La Fundación MAPFRE y la APTB enseña a utilizar un extintor o instalar un detector de humos correctamente tanto a niños como a mayores durante la Semana de la Prevención de Incendios, que se lleva realizando desde hace quince años, junto con los Servicios de Extinción y Prevención de Incendios en 35 ciudades españolas. El objetivo es que la sociedad, y en especial los menores edad, aprendan a actuar ante un incendio que se produce de manera no intencionada en su hogar.

Imágenes: ShutterStock / Witthaya lOvE