Hikvision lanza su sistema de videoporteros de segunda generación a dos hilos

Hikvision, el proveedor de referencia en soluciones globales de seguridad, lanza al mercado el nuevo sistema de videoportero de segunda generación a 2 hilos. Se trata de una solución flexible, que se adapta a los distintos escenarios (casas, edificios…) y necesidades del cliente, con dispositivos integrados bajo un concepto IoT. Hikvision

La nueva gama de dispositivos a 2 hilos, mantiene al igual que la gama IP, la misma filosofía en cuanto a flexibilidad, manteniendo además todos los beneficios a través de solo dos cables (datos y energía). La solución consta de una placa de calle modular situada en la zona de acceso, y un monitor interior. La placa de calle se compone de un módulo principal, al que se le pueden añadir distintos módulos, como el de visualización de directorios, el lector de tarjetas, el de teclado, o el identificador, entre otros.

La cámara fisheye de la placa de calle proporciona una imagen de alta definición y formato gran angular de 180º y 2 MP. Además, las tecnologías WDR (amplio rango dinámico) y visión nocturna, garantizan una excelente nitidez y calidad de imagen rica en detalles, incluso en las condiciones más adversas.

En cuanto a los monitores de interior, ofrecen una imagen nítida y clara del área de la puerta exterior gracias a las imágenes Full HD. Con un diseño elegante y funcional, proporcionan una excelente experiencia interactiva gracias a su sencillo e intuitivo interfaz, altamente funcional.

Este sistema de videoportero destaca por la facilidad de instalación, configuración y uso. Además, los usuarios pueden controlar toda la solución en remoto a través de la versátil aplicación Hik-Connect. Otras características como la conexión inalámbrica, protocolo SIP, o la configuración plug&play, hacen de esta solución una de las más destacadas del mercado. Para una mayor facilidad y flexibilidad a la hora de instalación, hay que tener en cuenta que ambas versiones, IP y 2 hilos, son compatibles entre sí.

Hikvision, como Total Solution Provider, ofrece una convergencia integral de sus soluciones de seguridad, siendo posible en este caso, la convergencia nativa con los sistemas de CCTV. De esta forma, cuando una persona llega a la puerta, los comportamientos como pulsar el botón o deslizar una tarjeta, activan las cámaras vinculadas al sistema para capturar imágenes y vídeos, que pueden ser grabadas por el NVR / DVR del sistema. Los usuarios pueden controlar fácilmente el acceso al edificio, viviendas y zonas sensibles como ascensores, y protegerse de esta forma contra intrusiones no deseadas.