Una estrategia nacional para un mundo global

María del Mar López. Jefa de la Unidad de Ciberseguridad y desinformación del Departamento de Seguridad Nacional de la Presidencia del Gobierno. DSN

La Estrategia Nacional de Ciberseguridad 2019, aprobada en la reunión del Consejo de Seguridad Nacional de 12 abril, recoge los avances en el terreno de la transformación digital, la nueva concepción del ciberespacio, tal y como hoy lo conocemos, y proporciona las directrices para responder a las amenazas y desafíos a la ciberseguridad, ahora y de cara al futuro.

maria de mar estrategia
En cuanto a las diferencias con la de 2013, la evolución ha sido muy significativa. Iniciamos el viaje en 2014 con la creación del Consejo Nacional de Ciberseguridad, se han superado muchos retos y desafíos y aprendido valiosas lecciones, por lo que se ha avanzado, de un documento de carácter más técnico, a considerar otros componentes que impactan en el desarrollo de la ciberseguridad.

Así, los aspectos económicos, los industriales, los sociales los regulatorios y políticos juegan un papel de relevancia. Por otro lado, la Estrategia da respuesta a la demanda del refuerzo de la materia en el entorno europeo, poniendo como ejemplo el mandato establecido por la Directiva NIS.

Tan importante es el contenido, como el camino recorrido en su elaboración. Por una parte, el Consejo de Seguridad Nacional, liderado por el Presidente del Gobierno y como Comisión Delegada del Gobierno para la Seguridad Nacional, adoptó el acuerdo para comenzar su elaboración en julio de 2018.

El mandato era claro y dirigido al órgano de apoyo que lo asiste en esta materia, el Consejo Nacional de Ciberseguridad. El Departamento de Seguridad Nacional asumió la coordinación de su elaboración, consiguiendo una amplia participación y consenso.

Corresponsabilidad y creación de sinergias
En el proceso, ha participado un Comité Técnico integrado por representantes de la Administración, cuya labor se concentró en la elaboración de una primera aproximación a la respuesta que se esperaba en este nuevo contexto. De este modo, aprovechando la experiencia, madurez y sinergias generadas durante estos años, se desarrolló un primer borrador.

La corresponsabilidad, la integración y la creación de sinergias son algunos de los ejes de la Ley de Seguridad Nacional 36/2015, de la Estrategia de Seguridad Nacional 2017 y, por supuesto, de la de Ciberseguridad 2019.

estrategia ciberseguridadEn este sentido, la colaboración y la cooperación han sido un imperativo. Por tanto, el borrador fue presentado a un Comité de expertos independientes, más de 40, y a la Conferencia Sectorial para asuntos de Seguridad Nacional, formada por las Comunidades Autónomas y Ciudades con Estatuto de autonomía, constituida en diciembre de 2018.

Por otro lado, la Comisión Mixta Congreso – Senado para la Seguridad Nacional, en su ponencia sobre ciberseguridad, elaboró un documento de cierre sobre aquellos aspectos relevantes en la materia para España.

Las aportaciones y conclusiones recogidas en estos marcos se incorporaron y forman parte de las nuevas directrices bajo un elemento esencial: una estrategia nacional para un mundo global.

Lea el artículo completo 

Imágenes: ShutterStock / Sergey Nivens, ShutterStock / ESB Professional