El futuro de la seguridad de la banca en la sociedad digital

Sin duda, la ciberseguridad es un elemento crítico y prioritario en el sector bancario. Las entidades bancarias deben saber hacer frente a los diferentes tipos de amenazas y vulnerabilidades que se plantean en una sociedad cada vez más digitalizada.

banca
La falta de ciberseguridad o su mala gestión puede provocar incidentes que dañan de forma directa la economía de la empresa y también causan la pérdida de datos, de reputación y/o información confidencial, ya que, a mayor interconectividad, mayor debilidad y vulnerabilidad de los puntos potenciales, según informe el ultimo informe realizado por el Observatorio de Vodafone Business bajo el título “El futuro del sector financiero”.

Este estudio plantea una serie de elementos fundamentales para tratar la seguridad en el sector bancario:

  1. La necesidad de un modelo de resolución de conflictos que permita actuar a tiempo y de forma eficiente cuando se produzca algún tipo de vulneración de forma que se minimicen los datos y dar una respuesta lo más rápida posible.
  2. Destinar partidas presupuestarias lo suficientemente grandes para crear una infraestructura segura en términos de hardware y software.
  3. Concienciación, educación de clientes y empleados sobre ciertos hábitos enfocados a cuidar la seguridad.
  4. Llevar a todos los empleados y partners de la empresa la importancia y repercusión que tienen cada una de las acciones que llevan a cabo.

La evolución del sector hacia una cultura digital

Las TIC destacan por su rápido acceso a la sociedad, tanto que, mientras en 2005 un 56 por ciento de la población era digital en la Unión Europea, en 2030 esta integración de las TIC será casi plena, con un 98 por ciento de población digital, según datos del Observatorio de Empresas de Vodafone.

banca

El reto del sector financiero es adaptarse a esta nueva realidad y, para ello, hay que prestar atención a una serie de factores que van desde nuevos perfiles, los nuevos modelos de distribución omnicanal y la innovación.

Las entidades financieras deben ser capaz de indagar en nuevos ámbitos emergentes que encaminen a las organizaciones hacia generar nuevos ingresos. Es el caso del Big Data, IA, blockchain, la computación cuántica y los cloud intelligent services.

Aqui puede acceder al estudio completo

Imágenes: ShutterStock / Guy's Art , ShutterStock / SFIO CRACHO