“Los planes de autoprotección son una plataforma básica de la seguridad”

“La formación del personal debe de ser primordial y no solo en cuestiones técnicas o teóricas sobre la seguridad, sino también sobre concienciación de los trabajadores”, así lo asegura José López Fernández, Jefe de Personal Subalterno, Seguridad y Orden Interno del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares en Madrid, quien explica en esta entrevista, entre otros aspectos, cómo ha variado la seguridad, en cuanto a estrategia y logística, en los centros hospitalarios.


—¿Que metodología de trabajo lleva a cabo el departamento de Seguridad del Hospital Universitario Príncipe de Asturias?

—El departamento de Seguridad del Hospital Universitario Príncipe de Asturias está compuesto por unos profesionales de la seguridad (todos vigilantes) con amplia experiencia en situaciones conflictivas y propias en seguridad de hospitales. Al frente de ellos estoy como Jefe de Seguridad y Orden Interno, y coordino día a día, el trabajo que se genera, que suele ser muy variable.

Se celebra una reunión diaria con el jefe de equipo donde se tratan todos los temas diariamente y las diferentes formas de llevarlos a cabo, siempre mejorando el servicio, puesto que cada día es un mundo y las incidencias cambian, aunque suele haber siempre alguna coincidencia.

Además, se realizan partes diariamente, que son comprobados y debatidos día a día, así como el control de rondas, cambiando continuamente la forma de actuar para no caer en la rutina; se realizan anotaciones en el libro de registro, marcando el estado de la infraestructura (controladoras, cámaras, controles de acceso, etc).

El departamento de Seguridad, no solo se hace cargo de las instalaciones del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, a este hay que añadirle la seguridad del Centro de Especialidades, así como los Centros de Salud Mental, con la misma dinámica de trabajo y con los mismos profesionales en los tres centros en rotación.

autoprotecciónTodos los meses se mantiene una reunión con el jefe de servicio de la empresa adjudicataria, en donde se comprueba y se realiza un seguimiento de todas y cada una de las incidencias ocurridas a lo largo del mes desde aperturas hasta intervenciones con pacientes psiquiátricos, alarmas de temperatura, robos, alarmas, avisos a la policía, etc. Así mismo se emite un informe mensual del desarrollo y la prestación del servicio, con los recursos humanos asignados por centro.

Todos los profesionales tienen una formación específica en situaciones conflictivas para centros sanitarios, uno de los requisitos que tendríamos que imponer en los centros.

—¿Que aspectos debe contemplar un sistema de gestión de seguridad implantado en un gran centro sanitario?

—Primeramente debe de cumplir con todas las exigencias legales y asegurar la intimidad y confidencialidad en todo lo que la gestión de seguridad en un centro sanitario conlleva; se deben valorar los activos y sus riesgos, concretar objetivos (en todos los aspectos), y debe de existir un reparto de responsabilidades.

Además, se debe de contar con más mecanismos de control, con procedimientos que sean eficaces y sobre todo coherentes. La formación del personal tiene que ser primordial y no solo en cuestiones técnicas o teóricas sobre la seguridad, sino también sobre concienciación de los trabajadores.

Aquí la entrevista completa