Prevención contra incendios en el patrimonio cultural

La importancia de la prevención de incendios durante los trabajos en caliente en edificios e instalaciones históricas es fundamental para evitar fallos que puedan producir un siniestro en aquellos edificios y elementos que forman parte del patrimonio histórico y cultural. Este tipo de trabajos siempre deben llevarse a cabo en un lugar específicamente habilitado para ello y en el caso que no fuera posible, se deberá equipar y preparar para hacer este tipo de prácticas.

prevención de fuego

La responsabilidad de los trabajos en caliente recae en varios agentes. En primer lugar, el emisor del permiso de trabajo quien establece las medidas de prevención necesarios, los equipos y vela por qué se cumpla las prescripciones dadas. Por otro lado, el operario de los trabajos que debe realizar su actividad de forma segura en todo momento. Y por último, el supervisor de trabajos en caliente quien debe cerciorarse de que se cumplan los procedimientos de seguridad antes, durante y después.

Los fallos humanos y el deterioro de las instalaciones eléctricas son las principales negligencias de los siniestros que ocurren y afectan a edificios o elementos considerados patrimonio histórico. Es por ello donde se pone de manifiesto la vulnerabilidad de los edificios en rehabilitación, así como la necesidad de implementar planes de seguridad en los trabajos en caliente (permisos de fuego) y de prevención y extinción de incendios también para los edificios en construcción o rehabilitación.

Medidas de seguridad relacionadas con trabajos en caliente

Los trabajos en caliente generan calor y chispas. De vez en cuando los trabajos en caliente se deben realizar en lugares que no están específicamente adaptados o diseñados para ello. En estos casos se debe prestar mucha atención a la seguridad contra incendios antes, durante y después de realizar el trabajo en caliente.

Antes de empezar el trabajo en caliente, se debe tener en cuenta cómo se pueden aplicar las recomendaciones de seguridad contra incendios en esa situación. Por ejemplo, si es necesario soldar juntas metálicas, esto se puede realizar de antemano en un lugar ideado y diseñado específicamente para realizar trabajos en caliente.

Las operaciones de corte de metales se pueden realizar a menudo con cortadoras que no generan chispas ni calor. Si no hay ninguna alterativa al trabajo en caliente, se debe realizar una evaluación de riesgos del lugar de trabajo e instalar las medidas de seguridad contra incendios necesarias.

Este curso hace una introducción a las medidas de seguridad necesarias cuando se realiza un trabajo en caliente de forma esporádica en una zona no específicamente prevista para ello. No todas las medidas de prevención que se indican son requeridas en todos los casos; y algunas otras medidas, que no se mencionan aquí, pueden ser necesarias.