“Desde INCIBE trabajamos para potenciar la cultura de la ciberseguridad”

“La construcción de la ciberseguridad necesita del apoyo y la colaboración de la sociedad en general” así lo cree Alberto Hernández, director general del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE). Hernández analiza la postura del instituto en cuestión de crear una cultura de la ciberseguridad y la importancia de que los ciudadanos tomen conciencia sobre esta.

INCIBE cultura de ciberseguridad

– Con un amplio abanico de actividades, ¿tiene previsto poner en marcha más proyectos e iniciativas el Instituto Nacional de Ciberseguridad, INCIBE?

—En el marco de nuestro Plan Estratégico hemos desarrollado hasta la fecha unos objetivos acordes con nuestra posición como centro referente a nivel nacional e internacional en ciberseguridad. Por ello, los próximos proyectos e iniciativas que abordaremos siguen esos mismo objetivos: por un lado, seguir siendo una institución de referencia a nivel nacional, que proporcione servicios públicos cada vez mejores y con un mayor nivel de acceso para los ciudadanos y las empresas, que les permitan aumentar su protección; y, por otro lado, continuar como centro referente a nivel internacional que mejore la colaboración con otros organismos, así como que facilite la internacionalización de las empresas españolas.

Me gustaría destacar uno de los últimos proyectos que hemos llevado a cabo y que próximamente replicaremos en otros mercados, como es la iniciativa realizada junto con el ICEX en Colombia, gracias a la cual dos compañías españolas mantuvieron reuniones bilaterales con empresas del país, tanto en el ámbito público como privado.

—Recientemente se ha aprobado la Estrategia Nacional de Ciberseguridad Nacional, que revisa la del año 2013, ¿qué aporta esta nueva normativa al ámbito de la ciberseguridad?

-La nueva Estrategia Nacional de Ciberseguridad Nacional supone una actualización de la Estrategia que se aprobó en el año 2013, e incorpora aspectos que no recogía de forma tan detallada en la anterior. Es el caso del Foro Nacional de Ciberseguridad, en el que tanto agentes públicos como privados estarán presentes para identificar iniciativas en el ámbito de la ciberseguridad.

Se trata de un hecho muy importante ya que para la construcción de la ciberseguridad en nuestro país necesitamos del apoyo y la colaboración de los agentes privados y, en definitiva, de la sociedad en general. La ciberseguridad es un asunto de todos, y no solamente competencia de las Administraciones Públicas.

—La transformación de nuestra sociedad digital, un hecho necesario para el progreso, la innovación y el desarrollo, ha ocasionado grandes esfuerzos durante los últimos años por parte de administraciones, empresas… para potenciar la cultura de ciberseguridad, pero ¿queda aún mucho por hacer?

—Por supuesto, todavía queda mucho por hacer. Desde la crisis de Wanacry prácticamente la totalidad de los ciudadanos de nuestro país tiene conciencia de que los problemas de ciberseguridad son reales, tangibles y les pueden afectar, por lo que es un hecho que les preocupa. Una vez superado el nivel de concienciación, hay que conseguir que los ciudadanos, empresarios, profesionales,… interioricen la importancia y manera de protegerse. En definitiva, tenemos que seguir trabajando para que los ciudadanos entiendan cuáles son los problemas de ciberseguridad y cómo deben protegerse.

Lea la entrevista completa en la próxima edición de Cuadernos de Seguridad