“En un hospital es necesario un concepto global de seguridad”

“Uno de los principales riesgos, al que debe prestarse la máxima atención, es el de las agresiones al personal sanitario”, asegura Míriam Pérez Gómez, Cap de la Unitat de Seguretat i Comunicacions del Hospital Universitari de Bellvitge, quien explica además en esta entrevista que el centro cuenta con medios humanos, organizativos y técnicos para conseguir un servicio de seguridad eficaz y de calidad.
seguridad global

—Para comenzar, ¿podría darnos datos concretos del centro sanitario: número de trabajadores, extensión, camas,…?
—El Hospital Universitario de Bellvitge es un hospital público de tercer nivel del Institut Català de la Salut. Dispone de todas las especialidades médico quirúrgicas excepto pediatría y obstetricia, y desarrolla actividades en el ámbito de la asistencia, la docencia y la investigación.

Es el Hospital de referencia comunitario para 201.192 habitantes de l’Hospitalet y el Prat de Llobregat, pero también es centro referente en los procesos que requieren de alta tecnología para más de 2 millones de habitantes de todo el eje Sur de Cataluña, hasta las Terres de l’Ebre.

Para ofrecer todos estos servicios cuenta con una plantilla de 4.306 profesionales y una superficie construida de más de 128.000 m2. A nivel estructural, dispone de 742 camas de hospitalización, de las cuales, 68 son de críticos, 204 consultorios, 95 puntos de atención de urgencias, 1 laboratorio clínico territorial y 31 quirófanos.

El Hospital, junto con su centro de investigación –IDIBELL-, la Universidad de Barcelona y el Instituto Catalán de Oncología forma parte del Campus Bellvitge.

—¿Cuál es la estructura e infraestructura actual del Área de Seguridad del Hospital Universitari de Bellvitge? ¿Cuáles son las funciones concretas que desarrolla?
—La seguridad en el Hospital Universitari de Bellvitge se gestiona desde la Unidad de Seguridad y Comunicaciones, la cual depende de la Dirección de Infraestructuras y Servicios Generales.

Cuando me incorporé en la Unidad, hace poco más de 2 años, me encontré con un largo listado de tareas. Creí conveniente organizarlas y estructurarlas, por ello actualmente la Unidad está divida en 4 grandes bloques: tecnología, seguridad operativa, telecomunicaciones y movilidad.

De cada uno de estos bloques se desprenden una serie de funciones. Por ejemplo, en tecnología gestionamos las instalaciones de seguridad electrónica, de protección contra incendios, el helipuerto, las líneas de vida, etc. En seguridad operativa, coordinamos el servicio de vigilancia privada, la gestión de incidencias, gestión de llaves, custodia de objetos de valor, etc.

De cara al futuro, nuestro objetivo es acometer todas las funciones que se establecen en la Ley 5/2014 y crear un quinto bloque más estratégico, que incida en una mayor cultura de seguridad en el Hospital y haga pasos hacia una comunicación más fluida y bidireccional.

Lea la entrevista íntegra en Cuadernos de Seguridad