Los robos con fuerza en domicilios y establecimientos caen un 7,2% en el primer semestre

Las viviendas y negocios españoles vivieron una primera mitad del año más segura que en 2018. Así lo corroboran los datos del Barómetro de la Criminalidad de entre enero y junio en lo referente a robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones. La estadística del Ministerio del Interior, que se ciñe a poblaciones de más de 30.000 habitantes, refleja una reducción del 7,2% en toda España, situándose en 70.112 casos por los 75.575 del mismo periodo del año anterior.

robos con fuerza en domicilios y establecimientos

Por comunidades autónomas, el mayor descenso se registró en Canarias, donde la criminalidad se desplomó un 22,9% entre enero y junio, al bajar de 2.704 a 2.085 robos con fuerza. Le sigue Castilla La Mancha, con una caída del 18,2%: de 3.983 delitos de este tipo en la primera mitad de 2018 a los 3.260 computados un año después. El podio lo completa Baleares, con una disminución del 11,6%.

En el otro extremo se sitúa Navarra, donde domicilios y establecimientos sufrieron un 15,6% más de robos con fuerza en el primer semestre, de 698 a 847, por delante de Cantabria (3,2%) y Aragón (2,65%).

En lo que respecta a las grandes regiones, Madrid bajó un 5,2% entre enero y junio, de 9.492 a 8.998. Por su parte, Cataluña experimentó una reducción del 3,2%, de 16.736 a 16.206, y Andalucía cayó un 6,7%, de 11.840 a 11.042 delitos.

Si hablamos de ciudades autónomas, los robos con fuerza en viviendas y negocios descendieron un 39,1% mientras que en Melilla crecieron un 8,3%.