Innovación y formación, claves en la protección contra robos e intrusiones

Con la llegada de septiembre llegan a su fin las vacaciones, un periodo clave para los ladrones, en el que es esencial tomar las medidas oportunas para evitar riesgos innecesarios, como robos o intrusiones. De hecho, según el Instituto Sondea, a un 49,51% de los españoles les preocupa que les puedan estar robando en su casa mientras están de vacaciones y 3 de cada 10 han sufrido un robo o intrusión mientras disfrutaban de su periodo de descanso.

claves en la protección contra robos

Los robos e intrusiones son así, habituales durante el año y tristemente una tradición en vacaciones, una actividad delictiva que se ha ido especializando, hasta el punto de que los ladrones han dado lugar a una carrera por el liderazgo contra las empresas de seguridad privada y, por supuesto, contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

No obstante, y pese a que la población es consciente del riesgo que suponen los robos e intrusiones, las medidas de seguridad que tradicionalmente se emplean en mayor medida en España son las puertas blindadas, y las rejas. Se puede afirmar que no se trata de elementos cuya eficacia contra los ladrones no esté demostrada, pero demuestran ser insuficientes ante un conjunto criminal que cuenta con gran cantidad de recursos, cada vez más modernos y avanzados.

Y es que, tanto de forma preventiva como reactiva, los sistemas de protección frente a robos e intrusiones deben de estar actualizados y contar con la tecnología más innovadora, para poder mantenerse en la posición líder contra los ladrones. Las cámaras de seguridad y las alarmas conectadas a central receptora son dos claros ejemplos de medidas actualizadas y adaptadas a las necesidades de protección actuales, en línea con las novedosas medidas empleadas para los robos e intrusiones.  De hecho, su uso ha incrementado en mayor medida, con un aumento del 4% y 1,6% en el último año respectivamente.

Así, el sector de la seguridad privada ha experimentado muchos cambios y mejoras desde los inicios de la democratización y desarrollo del sector de la seguridad privada en España, desde el nacimiento de Securitas Direct hace más de 25 años, hasta el día de hoy. De hecho, la inversión constante en innovación se ha configurado como un elemento fundamental, que ha permitido llevar a cada vivienda productos y servicios de protección ubicua, que no pueden ser inhibidos y que superan con creces los recursos que se emplean en los robos e intrusiones.

Verificación por voz, módulo GSM en el panel de alarmas, sistema de verificación por vídeo e imagen, servicios de seguridad basados en cámaras IP (conectadas a internet), control a través del teléfono móvil, red propia con tecnología de banda ultra estrecha y anti-inhibición, son algunas de las mejoras desarrolladas e implementadas por Securitas Direct. Todo ello dentro de una inversión en I+D+i que, en 2018, supuso un total de 40 millones de euros.

No obstante, pese al valor y relevancia que tienen los elementos relativos al factor tecnológico en la seguridad privada, el factor humano se mantiene como fundamental, tanto en el desarrollo de productos y servicios, como en la atención de las necesidades y urgencias del cliente.

Así, la cualificación de los profesionales y especialistas involucrados en las labores de protección y seguridad es esencial para poder adaptarse y adelantarse a cualquier cambio, innovación o mejora que pueda darse por parte de los ladrones, y ofrecer la mejor solución posible.

La formación de los profesionales, clave para la protección 

Al igual que nos encontramos con una especialización por parte de los ladrones en los robos, asaltos e intrusiones, también es esencial que haya una mejora constante, tanto en los productos y servicios ofrecidos, como en la formación de los especialistas de la seguridad privada, que velan por la protección de las personas.

Estos deben poder contar con las mejores herramientas tanto teóricas como técnicas, para poder mejorar en el desempeño de su labor y puedan así ofrecer el mejor servicio ante posibles riesgos.

Para ello, es esencial poder aplicar sistemas innovadores, como el simulador virtual con inteligencia artificial integrada para los especialistas de la Central Receptora de Alarmas de Securitas Direct o el asistente virtual JOTA (Just On Time Assistant), que conecta el tipo de trabajo que va a realizar uno de nuestros técnicos o instaladores con micro contenidos formativos, que permiten ofrecer el mejor servicio y asegurar la eficiencia del área de mantenimiento frente a los cambios e innovaciones continuas desarrolladas en los productos.

Así, es la formación la mejor herramienta para la protección de las personas, ya que la correcta preparación los especialistas en seguridad privada de Securitas Direct nos permite ofrecer el mejor servicio contra robos e intrusiones, las 24 horas del día, los 365 días al año e incluso un tiempo de respuesta de 29 segundos.

Por Securitas Direct