“No podemos confiar todo a la tecnología para garantizar la seguridad”

«Los profesionales de la seguridad debemos asumir el peso de las alertas terroristas y ser capaces de dar respuestas proactivas sin crear una alarma social», opina el director de Seguridad Corporativa del Port de Barcelona, Bernat Baró. En esta entrevista, recalca el papel que juega toda la Comunidad Portuaria para que las nuevas medidas de seguridad que se van instaurando culminen con éxito.

—Para comenzar, finalizado 2018, ¿podría indicarnos a grandes rasgos y de forma aproximada las estadísticas de tráfico, amarre, pasaje… en el Port de Barcelona?
—El Port de Barcelona ha cerrado 2018 con resultados récord, tanto en tráfico total, con 67,7 millones de toneladas (+10%), como en contenedores, con 3,4 millones de TEU, con un aumento del 15%. A pesar de que China se consolida como el principal socio comercial del Port (el 25% de los contenedores que pasan por la instalación tienen al gigante asiático como origen o destino), destaca la diversidad de nuestros mercados. Esta variedad también se observa entre los países que registran un mayor dinamismo en su comercio con el Port: Argelia (+45%), Estados Unidos (+18%), India (+4,4%), México (+12,6%), Vietnam (+27,5%), Tailandia (+18,7%) y Egipto (+14%).

En 2018, el Port de Barcelona recibió un total de 4,4 millones de pasajeros (+8,6%), cifra que marca un nuevo máximo en la serie histórica de la instalación. De este volumen, 1,4 millones de viajeros (+2%) fueron usuarios de ferris de línea regular (con las Islas Baleares, Italia o el norte de África), y 3 millones fueron cruceristas (+12%). De estos, más de la mitad tienen a Barcelona como puerto base (aquellos que inician y finalizan su recorrido en nuestro puerto), con un incremento del 16% con respecto al ejercicio anterior. Finalmente, el esfuerzo del Port de Barcelona por desarrollar cadenas logísticas más eficientes y sostenibles ha llevado a registrar resultados récord en cuanto al transporte intermodal. En concreto, el transporte ferroviario de contenedores sumó el año pasado un total de 262.379 TEU (+7,7%), lo que ha hecho crecer la cuota ferroviaria del Port hasta el 13,3%. Igualmente, los servicios ferroviarios del Port permitieron ahorrar un total de 55.200 toneladas de CO2. Respecto a las autopistas del mar (líneas regulares que conectan Barcelona con diversos destinos de Italia y del norte de África), durante 2018, estas han permitido desviar cerca de 150.000 camiones de las carreteras al modo marítimo, más sostenible en términos económicos y medioambientales, con un incremento del 7%.

Lea la entrevista íntegra en Cuadernos de Seguridad 344