Los sistemas de seguridad de viviendas funcionan al 18% de su capacidad

La muestra, trabajada por el asesor en seguridad integral José Miguel Ángel Olleros, corresponde a un exhaustivo análisis del sector profesional, con más de 1.000 casos de diferentes tipos de residencias privadas en España. El investigador destaca la necesidad de mejorar la información y el acceso a la misma para el disfrute de la doble seguridad: «estar y sentirnos» seguros.

robo

Nuestra vivienda no es segura puesto que la gran mayoría de los sistemas de seguridad implantados no son efectivos por el bajo e insuficiente nivel de calidad llevado a cabo en el proceso de compra y de instalación. Así se evidencia en un reciente estudio basado en la metodología del Genoma del robo: la falta de método de evaluación, inadecuado diagnóstico, instalaciones rápidas o bajas calidades de producto, debido a las ofertas a menudo realizadas por técnicos no cualificados en seguridad residencial, son las causantes de que los sistemas de seguridad instalados en nuestras casas no sean efectivos tal y como deseamos.

Estas conclusiones las evidencia un estudio realizado por el experto consultor y educador en seguridad por diseño y prevención del delito José Miguel Ángel Olleros, que evalúa la situación técnica de la vivienda en base a su atractividad, oportunidad y vulnerabilidad dependiendo del entorno, actividad y sistemas de seguridad actuales.

Lea el artículo íntegro en Cuadernos de Seguridad 344

Imágenes: Shutterstock / Daniel Jedzura