Cinco razones para hacer copias de seguridad de tu web

Bajar la guardia a la hora de contar con medidas de seguridad en la protección de la información o página web podría provocar una pérdida de datos ante cualquier imprevisto. Pero además, si no se cuenta con copias de seguridad, el problema podría agravarse, ya que no habría posibilidad de recuperación ante pérdidas de datos. Las consecuencias generarían desconfianza y pérdida de credibilidad, provocando que se desvirtúe nuestra identidad, imagen y reputación online.

En este artículo, elaborado por INCIBE, se muestran una serie den situaciones que demuestran que cualquier sitio web debe estar respaldado por copias de seguridad.

La vulnerabilidad de la web

Los ciberdelincuentes suelen utilizar las páginas web para inyectar código malicioso que les permita accesos remotos al servidor web, robo de credenciales o de información personal y bancaria, etc.

Para evitarlo, si utilizas un gestor de contenidos, mantenlo siempre actualizado.  Hay que tener en cuenta que estas actualizaciones también se utilizan para implementar nuevas funcionalidades que, en ocasiones, podrían provocar incompatibilidades con ciertos complementos que ya se tuvieran instalados en el gestor de contenidos. En estos casos, contar con una copia de seguridad de tu sitio web te permitirá restaurar la versión anterior, y así seguir disfrutando de estos complementos hasta que exista una que sea compatible con los mismos.

No comprometas tu sitio web

Además de intrusiones maliciosas, nuestro contenido podría estar en riesgo por problemas derivados del servidor donde se aloje. Son muchas las razones por las cuales se podrían perder datos: fallos en hardware, errores de software, conectividad defectuosa, etc. Para estas situaciones, será de utilidad contar con copias de seguridad que podrían respaldar las últimas modificaciones realizadas en tu página web.

Es muy probable que si utilizas un hosting de terceros, dentro de sus opciones cuentes con la posibilidad de realizar copias de seguridad periódicas y en remoto. Podrán sacarte de algún apuro en muchas ocasiones, ya no solo por el contenido que pudiera verse afectado, sino por las configuraciones, complementos, temas o widgets que tuvieras aplicados.

Errar es de humanos

Este podría ser el principal motivo por el cual las copias de seguridad son un elemento imprescindible en la protección y salvaguarda de la información. Todos podemos cometer errores y ser víctimas de un borrado accidental o una actualización manual mal ejecutada, provocando la pérdida de datos.

En estos casos, la copia de seguridad será un auténtico salvavidas, permitiéndote restaurar a la última versión respaldada y recuperando así la información perdida.

No te fíes, dos es mejor que uno

Los proveedores de hosting ofrecen servicios de copias de seguridad, pero normalmente suelen ser en paquetes catalogados como «Premium». Si no estás suscrito a este tipo de planes, lo más probable es que tu sitio web no esté siendo respaldado.

Tanto sin cuentas con este servicio, como si no, lo mejor es no fiarse únicamente de los respaldos que pudiera estar haciendo tu proveedor. Errores de hardware, cortes de energía, etc., podrían provocar una pérdida de datos o incluso de las propias copias de seguridad. Para evitar estas situaciones, que si bien son remotas, no son descabelladas, es recomendable que hagas tus propias copias de seguridad de tu sitio web.

Tu reputación está en juego

Como hemos visto, que la información o servicios que ofreces desde tu web estén disponibles, dependerá de múltiples factores. Muchos serán ajenos o externos, pero la responsabilidad derivada de la disponibilidad de los mismos siempre recaerá del lado de la empresa propietaria. Esto implica que en caso de sufrir algún tipo de incidente, las repercusiones económicas, legales o reputacionales impactarán directamente en nuestra organización.

Por último, si Google detecta que tu sitio web ha sido pirateado, lo marcará como no seguro, de tal manera que los bots de búsqueda irán relegando tu sitio a puestos inferiores, apenas viéndose en los resultados de búsqueda.

Por este motivo, se debe minimizar el tiempo en el que la web esté no operativa, algo que dependerá en gran medida de si se cuenta o no con una copia de seguridad. En caso de que hubiéramos sido víctimas de un ataque, será también la copia la que pueda devolver la operatividad a nuestros servicios con la máxima antelación.

En un mundo digital e interconectado, se pueden dar muchas circunstancias mediante las cuales se produzcan caídas de servicio o pérdidas de información de tu web. Muchas podrán ser mitigadas con medidas de seguridad para la web, creadas para cada situación concreta. Pero la principal salvaguarda a la hora de recuperar funcionalidad o información es la copia de seguridad. Hay que estar preparado ante las adversidades. Protege tu empresa. No te olvides de tu web: haz copias de seguridad.

Imágenes: Shutterstock / Alexander Supertramp