“La cultura de seguridad es parte integrante de la actividad ordinaria de Repsol”

Adelantarnos a la materialización del riesgo, como mejor estrategia para evitarlo es, en palabras de Alberto Torreño Suárez, director de Seguridad Corporativa de Repsol, el pilar básico sobre el que se asienta la estrategia de Seguridad de la compañía energética global. Este y otros aspectos son desgranados en un entrevista en la que Torreño explica cómo ha evolucionado la estructura y papel de los departamentos de Seguridad Corporativa en estos últimos años, así como se articula la colaboración del área de seguridad con el resto de departamentos de Repsol.

—Para comenzar, ¿podría ofrecernos datos concretos de la compañía: áreas de actividad, centros de trabajo, número de empleados,…?
—Repsol es una compañía energética global, que cuenta con operaciones en 37 países y más de 25.000 empleados de cerca de 90 nacionalidades diferentes.

—¿Cuál es la estructura e infraestructura actual del departamento de Seguridad Corporativa de Repsol?
—La Dirección de Seguridad tiene una estructura adaptada esencialmente a la presencia geográfica de la Compañía: cuatro áreas regionales que cubren Norteamérica, Sudamérica, Europa-África, y por último Asia-Pacífico; una quinta área que cubre los negocios de España y Portugal, además de la protección de las sedes centrales; y finalmente un área transversal a toda la Dirección que se ocupa de la elaboración de inteligencia, los procesos de investigación de contrapartes y la seguridad técnica. Como particularidad, la Dirección también es responsable de la redacción y puesta en marcha de los planes de continuidad de negocio en todas las sedes mundiales de Repsol. En esa estructura se distribuyen 50 empleados a tiempo completo y alrededor de 200 contratistas.

—¿Cuáles son los pilares básicos sobre los que se basa la estrategia de Seguridad de Repsol?
—El pilar básico es la anticipación. En todos los campos intentamos adelantarnos a la materialización del riesgo, como mejor estrategia para evitarlo.

Lea la entrevista íntegra en Cuadernos de Seguridad 342