Deister ofrece una gestión de llaves segura y preventiva frente al alcohol

El sistema, de arquitectura abierta, de deister de gestión de llaves segura y preventiva permite configurar el sistema Dräger Interlock 500, un alcoholímetro con inmovilizador, para que el personal sólo pueda tener acceso a la llave correspondiente en caso de haber superado positivamente el test de alcoholemia.

deister

Esta tecnología, por lo tanto, permite negar el acceso a una llave, en general, la de un vehículo, a una persona que exceda el nivel de alcohol permitido. Las posibilidades de esta solución al servicio de la vida son inmensas.

Con este sistema de seguridad de gestión de llaves segura y preventiva ningún conductor, bien sea para el transporte de personas o mercancías, tendría alcance a la llave que le daría, a su vez, acceso a la conducción. Una solución ideal para la prevención de accidentes, muy necesaria para viajes escolares, transporte de media y larga distancia, así como de camiones de mercancías.

El sistema de deister de para el control de accesos se complementa con los dos componentes de Dräger Interlock 5000: el dispositivo de medición de alcohol en aire espirado y la unidad de control. De esta manera, antes de que se pueda acceder a la llave, el usuario ha de identificarse. Hecho esto, sopla en el dispositivo de medición y, sólo si el test es superado, se abre la compuerta y automáticamente se señala y desbloquea la llave correspondiente. Esto garantiza una gestión de llaves segura y preventiva evitando los riesgos derivados de conducir bajo los efectos del alcohol

El sensor electroquímico del Interlock 5000 mide específicamente el alcohol, lo que garantiza que el resultado de la prueba no se vea afectado por el resto de sustancias espiradas. La Policía también utiliza la precisa tecnología de este tipo de sensores en sus dispositivos de medición de alcohol en aire espirado. Y, para mayor seguridad y garantía, este dispositivo tiene la capacidad de detectar y documentar los intentos de manipulación. En cuanto a las boquillas pueden cambiarse fácilmente, son higiénicas y biodegradables.