Excelente acogida de la I edición del Día del Fuego en Navarra

La I edición del Día del Fuego en Navarra ha tenido una gran acogida entre los profesionales navarros, que acudieron con gran interés a la jornada organizada por Tecnifuego, Asociación Española de Sociedades de Protección Contra Incendios, y Cepreven, y que contó con la colaboración de la Asociación de la Industria Navarra (AIN), y del Gobierno de Navarra.

Día del fuego

La presentación de la jornada la realizó Ana Ursúa, directora general de AIN, que felicitó a los organizadores por la exitosa convocatoria, y explicó los objetivos y actividades de AIN, asociación privada de referencia en el desarrollo y mejora de la competitividad de las empresas industriales navarras.

Por parte de la Administración intervino David Carabantes, jefe de la Sección de Registro de Empresas y Seguridad Industrial, que expuso “Repercusiones del nuevo RIPCI en la Comunidad Foral de Navarra” haciendo una introducción  y valorando la implementación del nuevo RIPCI en Navarra. El ponente destacó los temas más novedosos, y entre ellos el registro de empresas instaladoras y mantenedoras y los requisitos exigidos a las mismas por la nueva normativa, como por ejemplo, las actas de mantenimiento, y las inspecciones periódicas a las instalaciones, según su antigüedad.

Por parte de la organización, Antonio Tortosa, vicepresidente de Tecnifuego informó del “Balance de víctimas de incendios en España en 2017”, un informe elaborado por Mapfre y APTB (Asociación técnicos bomberos) que destaca el aumento del número de muertes por incendio. Un riesgo que se saldó en 2017 con 184 personas fallecidas. En este sentido, alertó de que la comunidad con mayor índice de fallecidos por millón de habitantes en 2017 fue Navarra (6,1). Para concienciar del peligro que suponen los incendios, Tecnifuego inició en 2018 una campaña nacional “Los incendios matan. La protección es posible”, informando de las medidas básicas de protección como es la instalación de un detector.

Íñigo Olaetxea, responsable de protección contra incendios (PCI) de AIN, informó de las labores de este organismo en cuanto a asesoramiento legislativo y normativo, ingeniería y formación a las empresas navarras del sector de PCI.

“Propuesta de modificación del DBSI del Código Técnico de la Edificación. Fachadas” fue el tema elegido por Albert Grau, del Comité de Productos Pasiva de Tecnifuego que informó de la postura de la asociación respecto a la protección de fachadas (y combustibilidad de los materiales), que se ha alineado a la que defienden las asociaciones y legislación europeas relacionadas. En España, se ha presentado una propuesta para que el Código Técnico de la Edificación acoja este criterio, y se han propiciado las primeras reuniones para presentar los argumentos que validan esta tendencia defendida en Europa.

A continuación, Jon Michelena, director de Cepreven, describió en qué consiste la nueva iniciativa “Calificación de empresas instaladoras de soluciones de protección pasiva contra el fuego”, informando de los requisitos que se exigen a las empresas que desean obtener la calificación. Este distintivo supone, según Michelena, una garantía de profesionalidad, fiabilidad y eficacia de la empresa que instala y mantiene, y por tanto un indicativo clave para el usuario que contrate con empresas calificadas.

Las diferencias en la actualización de la  Norma UNE 23500:2018 – Novedades respecto a la edición 2012, fue el tema desarrollado por Carlos Luján, presidente del Grupo de Trabajo de la norma UNE23500. El ponente mencionó algunas de las principales novedades que a su juicio mejoran la instalación, como el criterio para avisos y alarmas, el dimensionado de tuberías de red general para garantizar condiciones de presión; o las posibles ubicaciones de los equipos de bombeo teniendo en cuenta las posibilidades reales de los proyectos.

La novedad introducida por el nuevo reglamento de instalaciones de protección contra incendios, RIPCI, en relación a la vida útil de los sistemas, fue el tema abordado en la siguiente ponencia, “Sistemas de detección: Vida útil”, impartida por Juan de Dios Fuentes, coordinador del Comité de Detección Tecnifuego. El ponente señaló que aunque el RIPCI no es retroactivo respecto a los sistemas instalados antes de su promulgación, por coherencia desde Tecnifuego se  aconseja a sus asociados que recomienden al mercado la renovación de los detectores antiguos en los 10 años transcurridos tras la entrada en vigor del RD513/2017.

A continuación se trataron las “Nuevas actas de mantenimiento Tecnifuego”, por parte de Manuel Martínez, director Área Activa de Tecnifuego, que informó que las “actas” de los sistemas de protección contra incendios (PCI) han sido elaboradas por los expertos de Tecnifuego. Se trata de unas prácticas plantillas, de las que ahora se ha publicado un libro. El objeto del libro es el de facilitar el cumplimiento del RIPCI. Cada parte ayuda a valorar el estado de la instalación analizando su conservación y correcto funcionamiento.

La última ponencia trató el tema “Las actas de inspección de los organismos de control”, introducido por Rolando Gartzia de FEDAOC, Federación Española de Asociaciones de Organismos de Control, que resaltó que la piedra angular del Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios reside en el control y la inspección, garantía de que las instalaciones y los mantenimientos de los equipos cumplen con dicho reglamento y por tanto garantizan la eficacia y la seguridad.

Tras las ponencias, el distintivo de esta jornada es la participación de los asistentes en el debate con los ponentes, coordinado en esta ocasión por Antonio Tortosa, que clausuró la jornada apuntando las principales conclusiones de la misma.