Cinco tendencias de seguridad basada en Inteligencia Artificial

Por Enrique Cuarental. Ingeniero de ventas de inteligencia cognitiva para el sur de Europa y Lationamérica de Ipsoft

A muchas personas les invade el miedo pensando en la idea de la Inteligencia Artificial escuchando sus conversaciones o haciendo uso de la misma inapropiadamente. Todos hemos escuchado historias de Alexa grabando conversaciones privadas y enviándolas a los interesados sin permiso o chatbots que se vuelven deshonestos y publican mensajes inadecuados. Esto hace que muchos de nosotros nos sintamos preocupados por nuestra seguridad personal cuando pensamos en un mundo impulsado por la inteligencia artificial.

Así mismo, las empresas también muestran su preocupación en lo que concierne a la protección de los datos de los clientes y a sus propios sistemas informáticos cuando implementan sistemas de IA. En una reciente encuesta realizada por HfS Research, casi el 50% de los ejecutivos señalaba que su preocupación por la seguridad es un gran obstáculo para introducir soluciones cognitivas dentro de su departamento de TI. Sin embargo, lo cierto es que la IA puede incrementar los parámetros de seguridad, mejoras que serán ostensibles a medida que la puesta en marcha de la IA se acelere a lo largo de 2019.
En 2019, la seguridad informática continuará siendo la prioridad de las empresas, sobre todo por las nuevas regulaciones de datos -como GDPR-, ya que las empresas se enfrentan a posibles demandas legales por no proteger adecuadamente los datos de sus clientes. Por ello, las empresas buscarán la forma de utilizar las herramientas que ofrece la inteligencia artificial para proteger sus negocios de potenciales amenazas, cumplir con las regulaciones y salvaguardar los datos. Preparar los sistemas de IA en seguridad avanzada será un factor clave para garantizar el cumplimiento de las regulaciones

Autentificación

Las empresas contarán con empleados digitales y sistemas biométricos inteligentes como primer punto de contacto cuando los clientes contacten con el servicio de atención al cliente o con departamentos de ventas. En lugar de un sistema de Respuesta de Voz Interactiva (IVR) o un empleado humano que realice toda una serie de preguntas repetitivas para verificar la identidad del cliente, la IA hará que este proceso sea más rápido y más preciso reduciendo el tiempo y los errores humanos. Los empleados digitales pueden verificar a un usuario basándose en analíticas en tiempo real, o sistemas biométricos que confirman su voz o huella dactilar. Añadir una capa de IA en los sistemas de las empresas, les permite rápidamente detectar cuando la patente cambia y reduce los errores humanos. La firma Opus Research señala que el próximo año las empresas con un pensamiento más práctico incorporarán la autentificación inteligente para evitar que los estafadores obtengan acceso a sus datos y para ofrecer experiencias más satisfactorias a sus clientes. Una compañía de juegos líder en su sector está ya utilizando un agente cognitivo para ayudar a detener los ataques de phishing durante las llamadas al servicio de atención al cliente, evitando que los impostores accedan a las cuentas de jugadores auténticos. Gracias a esto, el empleado digital verifica a los clientes de forma más rápida y precisa, y los empleados humanos pueden pasar más tiempo atendiendo llamadas de alto valor.

Lea el artículo íntegro en Cuadernos de Seguridad 342

Imágenes: Shutterstock / metamorworks