Más de la mitad de los clientes abandonarían a una empresa que no protege sus datos

El 56% de los consumidores abandonaría una empresa que no protege sus datos y el 47% abandonaría su lealtad a la marca y recurriría a un competidor, según se recoge en el estudio “2018 Veritas Global Data Privacy Consumer Study[1], que revela que una protección de datos deficiente puede tener un impacto comercial negativo.

datos

Según Valentín Pinuaga, Country Manager de Veritas España y Portugal, afirma “en solo 15 años Facebook no solo ha revolucionado la forma en la que los consumidores crean y comparten datos, sino también la manera en la que esperan que las empresas almacenen y procesen dicha información”. Para Pinuaga, “el negocio de Facebook se fundó bajo la premisa de animar a los usuarios a compartir datos sobre sí mismos, a cambio de obtener más información sobre otros. Facebook creó así una relación de confianza mutua con sus usuarios, que estaban más que dispuestos a compartir todos sus datos con el gigante tecnológico”.

Facebook utilizó estos datos para construir un modelo de negocio disruptivo: a través de la recopilación masiva de datos, la compañía puede conocer a sus usuarios ofreciéndoles experiencias personalizadas que se adaptan a sus preferencias individuales.

Sin embargo, los tiempos han cambiado. Para las empresas basadas en datos, la precaución es un aspecto esencial en su día a día. Las infracciones de primer nivel y la llegada del RGPD han hecho reflexionar a los usuarios. Los consumidores son ahora mucho más cautos con respecto a qué tipo de datos están regalando y cómo son protegidos éstos, incluso si sienten que están obteniendo algo a cambio.