“Las medidas de seguridad en casinos deben pasar desapercibidas para el cliente”

Ángel Pérez Alcarria, director de Seguridad de Casino Gran Madrid, vaticina que “a muy corto plazo, la seguridad en los casinos evolucionará para alienar los avances tecnológicos ya implantados con la formación de sus equipos de Inteligencia Artificial y Big Data”. En esta entrevista con CUADERNOS DE SEGURIDAD, afirma que los casinos son instalaciones en las que el ciente “debe vivir una experiencia de juego y ocio inmersos en un ambiente de transparencia y tranquilidad para garantizarles una estancia divertida”.

clientes

—¿Cuáles son los grandes retos de seguridad a los que se enfrenta hoy en día el sector de los casinos?
—Primero mantener los estándares de seguridad que hemos ido consiguiendo a lo largo de los años. Los casinos de juego en España hemos alcanzado unos niveles de seguridad muy altos. Así nos lo hacen saber nuestros clientes con su actitud cuando nos visitan. Vemos en ellos una relajación que por desgracia, en muy pocos sitios pueden tener. Somos lugares donde una señora puede lucir sus joyas tranquilamente o sus abrigos de piel, así como manejar dinero en efectivo con la seguridad que encuentran en nuestras instalaciones. También ha descendido el índice de intentos de fraude. Eso es una prueba fehaciente de que nuestras medidas preventivas están funcionando.

Otro reto que se nos presenta y no menos importante es la seguridad informática. Nuestras bases de datos y nuestra seguridad de la información. Nuestras redes wifi. En este aspecto, hemos tenido que reforzarnos en los casinos contratando empresas punteras en ciberseguridad, para poder así hacer frente a las amenazas que se nos vienen encima.

—¿Cómo han cambiado los riesgos a los que tiene que hacer frente un responsable de seguridad de un casino teniendo en cuenta las nuevas amenazas a través de las nuevas tecnologías?
—Los responsables de Seguridad de los casinos hemos tenido que aprender a «securizar» el juego on line. La seguridad en las mesas de juego físicas (ruletas, black-kack, poker, etc.) está garantizada. Conocemos los riesgos y cómo afrontarlos. La llegada del juego virtual, las redes wifi, la informática que ha dejado atrás a la electrónica en la máquinas de azar, han supuesto para nosotros un reto que estamos intentando afrontar con formación y adecuación de procedimientos y protocolos en estas nuevas amenazas.

—¿Qué dificultades plantea la instalación de medios y medidas de seguridad, teniendo en cuenta su singularidad, en los casinos?
—En primer lugar, estar al día en cuanto a medidas y sistemas de seguridad en los casinos se refiere, es muy caro. Las nuevas tecnologías ayudan muchísimo en nuestro trabajo, pero conllevan también la amortización de puestos de trabajo. Cuando se abre un establecimiento, aprovechamos para invertir todo lo que se puede. Todos sabemos que después será más difícil. A esto hay que añadir que cualquier medida de seguridad que implantemos debe pasar totalmente desapercibida para nuestros clientes, y que para los amigos de lo ajeno sea disuasoria. Esto es difícil de conjugar, pero en los casinos es el objetivo que debemos cumplir.

—¿Cree que las actuales tecnologías se ajustan a las necesidades concretas del sector de los casinos?
—Por supuesto. Se ajustan a la perfección. De hecho, la tecnología que aplicamos en los casinos está diseñada específicamente para nosotros. Los sistemas de grabación, tal y como nosotros los necesitamos, no existen para otros mercados. No necesitan que sea tecnología tan avanzada.
Nuestra forma de controlar, vigilar y analizar los procedimientos de nuestra actividad, requiere unas características específicas en lo relacionado a CCTV, identificación facial, detección de armas, etc.

Lea la entrevista íntegra en CUADERNOS DE SEGURIDAD