«Nuestro factor diferencial es que no trabajamos la integración, sino la convergencia»

Diego di Giuseppe, director general de Hikvision Spain desde febrero de 2018, hace balance en esta entrevista de lo conseguido hasta ahora y plantea los retos que se marca en el futuro.

¿Qué valoración puede hacer de estos primeros meses?

2018 ha sido un año clave para Hikvision. Hemos vivido un proceso de preparación de la compañía para los próximos años. Hemos puesto los cimientos de un proyecto que implica lograr una facturación de 100 millones de dólares en el año 2020, incluyendo los diferentes segmentos del mercado.

No hablamos solo de CCTV, en esta área somos líderes absolutos, especialmente en España donde tenemos una cuota de mercado de más del 40%, pero en otros países de nuestro entorno, como por ejemplo Italia, tenemos cuotas similares.

convergencia

¿Cuál diría que es la clave para mantener esas cifras?

Somos una compañía que ha tenido, siempre, la capacidad de prever el comportamiento de la industria con unos años de antelación. Esta es la principal razón el éxito de Hikvision en el mercado de CCTV. Nos hemos anticipado a la evolución del mercado y, gracias a ese análisis predictivo, hemos podido liderar los avances de esta industria. Yo diría incluso más: Hemos dado un vuelco a este mercado.

¿Cómo piensa la compañía mantener su posición de cara al futuro?

No queremos cometer los típicos errores de líder. Ser número 1 puede ser muy satisfactorio, pero conlleva ciertos riesgos. No debemos pensar que mantendremos eternamente esa superioridad, ni creer que estamos por encima de nuestros competidores. Debemos mantenernos alerta y seguir trabajando.

De cara al futuro, y dada la revolución que hemos vivido en el mercado de CCTV en los últimos años, pensamos que seguiremos en un proceso de cambio. Especialmente viendo cómo evoluciona la sociedad y el mundo en general. En los últimos años ya hemos vivido una transformación crítica y, aun así, creemos que el cambio que está por venir será aún mayor.

Además, ya no podemos concentrarnos solo en CCTV. El mundo y el mercado nos exigen una visión mucho más amplia.

¿Qué elementos considera que definirán ese cambio que está por venir?

En mi opinión hay dos ejes que marcan el enorme cambio al que nos enfrentamos: La Inteligencia Artificial y el llamado “Internet of Things”.

La IA ha empezado ya a formar parte de nuestro día a día: Los dispositivos que nos rodean son cada vez más inteligentes; tienen la capacidad de analizar datos autónomamente y, con esa información, realizar ajustes, adoptar medidas u ofrecer soluciones de forma autónoma. De esta forma, han incorporado un elemento que, hasta hoy, era exclusivo del ser humano: la experiencia.

La llegada de la Inteligencia Artificial supone un cambio brutal, tan grande como fue en su día internet, la telefonía móvil… etc. Será una revolución en cuanto a nuestra vida cotidiana y también va a afectar, y mucho, a nuestro mercado.

En el caso de Hikvision ya no nos limitamos exclusivamente a la prevención de actos delictivos, que, hasta ahora, era para lo que empleábamos y desarrollábamos nuestra tecnología. Ahora, paralelamente a la protección de bienes y personas, también trabajamos para que las personas puedan concentrar su tiempo y sus recursos en lo que más les importa.

En el marco de la IA Hikvision ofrece soluciones end-to-end: No nos limitamos a las cámaras y los grabadores, los datos registrados van a una cloud inteligente.

En esta nueva era, queremos llegar a la vida cotidiana del usuario final, porque el futuro no está hecho de aplicaciones que nos den la posibilidad de trabajar sobre un complejo panel de control. El futuro pasa por ventajas prácticas como que el sistema reconozca nuestra cara y desactive la alarma.

El segundo eje que conducirá el cambio en nuestra industria es Internet of Things. Ya no podemos seguir hablando de propuestas de CCTV, control de accesos, intercom o intrusión por separado, de manera independiente.

En 2016, con la adquisición de Pyronix empezamos un recorrido. Apostamos porque todos los dispositivos se comuniquen entre ellos, porque sean equipos inteligentes que hablan el mismo idioma y comparten datos e información. Este principio revolucionará un mercado que, durante mucho tiempo, ha sido muy inmovilista. Ha habido muy pocos cambios. Hace 18 o 20 años ya se vendían las tecnologías que se siguen vendiendo a día de hoy. La entrada de un fabricante como Hikvision en el mercado de la intrusión va a suponer un cambio radical.

Lea la entrevista íntegra en Cuadernos de Seguridad