Detnov amplía sus instalaciones con una nueva fábrica en Viladecans

Detnov cuenta con una nueva planta ubicada en Viladecans que ha supuesto una inversión superior a los 3 millones de euros, incluida la compra del terreno, construcción de la nave, modernización de la capacidad de producción e implementación de nuevos procesos de calidad.

detnov nueva planta

Es “una de las más modernas del sector de la seguridad electrónica nacional”, según destacó  Raúl García, gerente de Detnov, ya que cuenta con los máximos estándares de calidad y seguridad gracias al conocimiento y experiencia de 10 años de historia en el sector y a los modernos equipos que se utilizan en la cadena de producción.

Las instalaciones, con una superficie de más de 3.000 metros cuadrados, tienen varias líneas de producción de las diferentes gamas de productos de detección de incendios, un centro de I+D con los laboratorios necesarios para pasar todas las certificaciones necesarias del sector, un almacén logístico y las oficinas centrales de los servicios de administración, finanzas y comercial.

Además, cuenta con un showroom para las presentaciones comerciales y una sala de formación técnica para que los clientes puedan recibir la certificación de uso de nuestros productos.

Los factores decisorios para la selección de Viladecans como ubicación han sido la disponibilidad de materia primas, mano de obra, las buenas infraestructuras y comunicaciones de la zona, y la cercanía con la antigua fábrica.

Con estas nuevas instalaciones, Detnov sienta las bases para seguir sus planes de crecimiento. En los últimos cinco años Detnov ha cogido una importante cuota de mercado en el ámbito nacional y ha expandido sus exportaciones a más de 40 países en 4 continentes, con este nuevo proyecto afianza el ambicioso plan de crecimiento de la empresa.