Aplicaciones de la biometría en la vida cotidiana

Por Acceso Por Huella

La biometría ha ido recobrando a lo largo del tiempo cada vez más importancia en el ámbito de la protección de datos. La biometría es una tecnología de identificación basada en el reconocimiento de una característica física e intransferible de las personas. Cada vez somos más reservados con nuestra privacidad, por lo que la vulnerabilidad a que puedan robarnos los datos hace que la tecnología avance y el reconocimiento humano sea nuestra mejor “llave” para guardar nuestra seguridad.

biometria en la vida cotidiana

La tecnología de los dispositivos biométricos ha ido avanzando a pasos agigantados ajustándose a las necesidades del mercado y nuevos usos.

¿Por qué cada vez el uso de la biometría se ha expandido a más ámbitos de la vida cotidiana?

En empresas, bancos, organizaciones, colegios, instituciones estatales, el reconocimiento por huella, facial y de voz ha supuesto un gran incremento en la seguridad de los ciudadanos. Las empresas que usan lectores de huella son mucho más competitivas, pudiendo ajustar costes, administrando licencias de usuarios y por tanto ajustando los costos, además de reducir tiempos, con más manejo de control.

La biometría permite su uso en un sinfín de ámbitos públicos y privados con el fin de aumentar la seguridad.

Aplicaciones de la biometría

El sistema biométrico puede usarse como factor de identificación en muchos terrenos y acciones cotidianas:

  • Identificación de ciudadanos: la huella permite tener un registro estatal de cada ciudadano único e irrepetible.
  • Pagos bancarios: a través de lectores, poder hacer trámites bancarios sin necesidad de incurrir en tarjetas bancarias y problemas que éstas puedan ocasionar.
  • Control de accesos: para acceder a empresas, lugares públicos, estaciones de trenes, aeropuertos y reducir costes y trámites.
  • Registro laboral: la rapidez de los lectores de huella para tener un registro concreto de la actividad de tus empleados. Reduce tiempos y pérdidas de datos.
  • Pasos fronterizos: el control de migrantes en las franjas de países con lector biométrico facilita el trámite y el control a las autoridades.
  • Firmas digitales: a través de un ID digital con certificado para autenticar la identidad del firmante que actúa como prueba de la firma mediante la vinculación de cada firma a un documento con cifrado.
  • Control parental y gestión de grupos: para garantizar que la persona que tiene acceso a determinado contenido está autorizada para hacerlo.
  • Investigación de delitos: para identificar a posibles personas implicadas en un delito, a través del registro de ciudadanos y sus huellas dactilares/ ADN.

Con la biometría se evitan riesgos especialmente peligrosos cuando ponemos en juego nuestra seguridad. Cada persona cuenta con unas huellas dactilares únicas y además no cambian con el paso del tiempo. Están compuestas de papilas, crestas, surcos, poros y las minucias que estos forman, que son el elemento que utiliza la biometría para prestar un servicio de seguridad sin posibilidad de incautación.

Imágenes: Shutterstock / Sp3n