Tecnologías de detección de vanguardia para máxima seguridad

Los sistemas de intrusión siempre han jugado un papel importante en la protección de las empresas y las instalaciones industriales para mantenerlas a salvo y con los más altos estándares de seguridad.Las aplicaciones comerciales e industriales requieren una gama completa de detectores profesionales para niveles de seguridad de Grado 2 y Grado 3. Dichos detectores deberían ofrecer una fiabilidad extremadamente alta e inmunidad a falsas alarmas, incluso en los entornos industriales más exigentes tanto en interiores como en exteriores.

Tecnologías de detección de vanguardia
Avi Krainer

La gama de detectores de grado comercial incluye detectores volumétricos montados en pared para diversas condiciones ambientales, detectores de techo para diferentes alturas, así como detectores sísmicos, de golpes y de rotura de cristales para aplicaciones de alta seguridad.

¿Qué novedades hay en la tecnología de detección?

Cuando se trata de detectores de movimiento (volumétricos), los detectores de infrarrojos pasivos (PIR) y detectores de doble tecnología (DT) con tecnologías PIR y de microondas, siguen siendo los sensores dominantes en la industria de la alarma de intrusión. En términos de detección, existen 2 parámetros principales que definen la calidad de detección: las tasas de captura y de falsas alarmas.

Los algoritmos de detección, la óptica y la elección de los componentes electrónicos definen la calidad de los detectores y los parámetros de rendimiento. Los detectores de nueva generación, sin embargo, no sólo son superiores en términos de diseño de algoritmos, óptica y electrónica, sino que también lucen mejor.

En la era actual, cuando los diseñadores de interiores y los propietarios de casas son muy exigentes acerca del aspecto de cualquier elemento en el hogar o la oficina, los fabricantes de alarmas de intrusión se ven obligados a invertir mucho dinero y esfuerzo en el diseño con formas modernas y elegantes.

Rendimiento superior PIR

Los detectores PIR (infrarrojo pasivo) recogen la energía IR de los objetos cálidos y la traducen al movimiento utilizando lentes especiales junto con el procesamiento digital. Para obtener la máxima eficacia de la detección PIR, la lente debe tener una forma parabólica / convexa.

Sin embargo, debido a consideraciones de fabricación, los detectores PIR típicos están equipados con lentes planas, basadas en la tecnología Fresnel, que simula la curvatura parabólica / convexa. La lente Fresnel consiste en una serie de surcos concéntricos grabados en la superficie de la lente.

El uso de la tecnología Fresnel es muy bueno, de hecho, y está implementado en la mayoría de los detectores PIR. Sin embargo, los detectores con lente parabólica / convexa real proporcionan una mejor eficiencia de la señal IR.

Los detectores modernos, que representan las últimas tecnologías, están diseñados con lentes convexas para proporcionar una recepción de la señal IR más eficientemente. Esta eficiencia se traduce en una mayor relación señal / ruido y, en consecuencia, en niveles sin precedentes de rendimiento de captura e inmunidad a falsas alarmas.

Además, el hecho de que la lente frontal y la zona inferior (fluencia) se fabriquen en una sola pieza utilizando una tecnología de fabricación única, maximiza el área de la superficie de la lente, lo que aumenta aún más el nivel de la señal IR.

Avi Krainer vp product marketing. Risco group

Lea el artículo íntegro en Cuadernos de Seguridad