La seguridad contra incendios en las nuevas viviendas inteligentes

La tecnología está definiendo el desarrollo de nuestros hábitos en todas las áreas de la vida, y también en nuestro hogar. Hace años se comenzó a hablar de domótica, es decir, de la capacidad de automatizar una casa a través de diferentes sistemas para el control de la climatización, de los electrodomésticos, de la seguridad…

nuevas viviendas inteligentes
Adrián Gómez, presidente de Tecnifuego

Hoy en día, al unirse a la automatización la conexión vía smartphone, las posibilidades se han amplificado y simplificado aportando mayor facilidad, comodidad, eficiencia, ahorro y seguridad, y se ha dado el paso a la denominada «casa inteligente».

En una casa inteligente, el smartphone se convierte en el mando a distancia. A través del móvil, podemos controlar todos los sistemas de nuestra vivienda: bajar y subir persianas; encender la calefacción; programar la lavadora, ver qué nos falta en el frigorífico, y conocer un posible conato de incendio.

Vemos igualmente cómo la seguridad es una de las áreas fundamentales y que se ha hecho más asequible a cualquier hogar «inteligente». La instalación de alarmas con sensores de humos o movimiento, que se puede controlar a través de dispositivos móviles, es una posibilidad real que entra dentro de esta nueva forma de diseñar una vivienda.

Es interesante conocer bajo esta perspectiva que cualquier sistema automatizado de seguridad contra incendios puede integrarse en la gestión general de la vivienda, desde los detectores de incendio hasta los sistemas de rociadores automáticos, apertura y cierre de puertas automáticas, el sistema de control de humos en el garaje, etc.

Simplemente se trata de integrarlo y ordenarlo dentro de los parámetros que proporciona el sistema. Al igual que se avisa de una alarma, el sistema puede realizar el telemantenimiento y señalar si alguno de los aparatos tiene algún problema de funcionamiento.

Vemos que la tecnología permite asegurar la vivienda frente a un incendio, ahora bien, desde el plano de su puesta en marcha e instalación, la seguridad contra incendios (SCI), al afectar a la vida y a los bienes, debe tener una atención especial. La instalación de los sistemas de SCI y su mantenimiento deben ser realizados siempre por empresas especializadas en el área, según señala la legislación vigente, en concreto el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios, RIPCI.

Este conocimiento hace que no podamos olvidar una de las responsabilidades de cualquier experto en SCI, y que pasa por concienciar y sensibilizar sobre este tremendo riesgo que deja año tras año 150 muertes en viviendas (media último decenio).

Por ello hemos iniciado este año la Campaña «Los incendios Matan. La protección es posible». A través de diversas iniciativas tanto en el plano legislativo -vamos a plantear al nuevo Ministerio de Fomento la necesidad de exigir la detección de incendios en vivienda como sucede en Francia y Gran Bretaña-.

La detección de incendios debe ser una exigencia del Código Técnico de la Edificación en vivienda, nueva y además, se debe instalar en todas las viviendas de ciudadanos vulnerables, como son los ancianos y las personas con alguna discapacidad.

Y desde el plano de sensibilización a los ciudadanos en general, estamos dando a conocer la facilidad y ventajas de los sistemas de SCI; entregando detectores a la población vulnerable, reuniendo a expertos con periodistas, divulgando artículos como éste, etc.

Por Adrián Gómez. Presidente de Tecnifuego.

Lea el artículo íntegro en Cuadernos de Seguridad