Instalación de rociadores en riesgos residenciales

La aparición en algunos países de normas que requieren la instalación de rociadores en riesgos considerados residenciales sin que exista una norma europea para su instalación creó en estos países la necesidad de dotarse de una norma de instalación.

rociadores en riesgos residenciales sin que exista una norma europea para su instalación, creó, en estos países, la necesidad de dotarse de una norma de instalación.

Así nacieron normas como:
– BS 9251 en el Reino Unido.
-INSTA 900-1 en Noruega.
-DS/INSTA 901 en Dinamarca.
-SS 883001/INSTA 900-1 en Suecia.
-NEN 2077 en Holanda.

Códigos Prácticos
– VdS 2896 en Alemania.
– CNPP en Francia.

La lista de países ya nos da una idea de cuáles son aquéllos que disponen de algún tipo de norma que obliga a la instalación de rociadores residenciales. La lista nos da también una pista de cual es la norma de diseño más extendida, es la Norma INSTA 900-1, ya que salvo BS 9251, el resto de las normas son traducciones directas de ella.

Cuando se decidió que, para servir de soporte a los esfuerzos que se están realizando para incluir en las normas nacionales requisitos de protección en riesgos considerados residenciales, era necesario disponer de una norma europea, se tomó como base para el draft inicial, la más extendida de todas ellas, INSTA 900-1. Esta norma, llamada EN 16925, incluirá los requisitos para el diseño, la instalación y el mantenimiento de las instalaciones de rociadores residenciales.

Además, para evitar que ocurra como con la última edición de la norma EN 12845, se está tramitando de forma simultánea la norma de ensayo de los rociadores residenciales, que formará parte de la serie EN 12259 con el número 14, que será una norma armonizada, lo cual permitirá el marcado CE de los rociadores residenciales.

Por José de Antonio. Comité de Sistemas Fijos. Tecnifuego.

Lea el artículo íntegro en Instalsec.