Cómo prevenir, detectar y detener ciberataques en empresas

Por Secure&IT

Que la tecnología nos facilita mucho la vida es un hecho. Pero, que genera grandísimos quebraderos de cabeza en cuanto a la seguridad y la privacidad también lo es. No existe ningún dispositivo electrónico conectado a la red que sea 100% seguro y este hecho se ha convertido en un arma para los ciberdelincuentes. Los datos hablan por sí mismos: el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) registró 120.000 incidentes el año pasado, lo que demuestra que España es uno de los más atacados por los ciberdelincuentes.

ciberataques en empresas

Tecnologías de prevención, detección y detención

El equipo de Secure&IT trabaja en el desarrollo de tecnologías que ayudan a las empresas a prevenir, detectar y detener intrusiones en sus sistemas: la sonda de red Big Probe y el Big SIEM.

La sonda es una tecnología encargada de monitorizar la Red y detectar intrusiones, es decir, es una especie de “espía” que analiza la red y detecta ataques y malware. Usa motores de búsqueda de comportamiento de malware y ataques, propios y de terceros. Pero, además, en el caso de la Big Probe hay que añadir que se alimenta de un reconocimiento propio de patrones de ataque, una característica que la hace adaptable y flexible.

La sonda por sí sola no tendría ningún sentido, la Big Probe trabaja conjuntamente con el Big SIEM, que es el encargado de determinar si un evento de seguridad es una alerta o no. Esta tecnología lleva a cabo un análisis en tiempo real de los eventos de seguridad generados por los equipos y los programas informáticos. La particularidad del Big SIEM es que, además, determina cuáles de esos eventos suponen una alerta de seguridad y, una vez detectada, se hace un tratamiento de esa alerta en el Centro de Operaciones de Seguridad (SOC) de Secure&IT.

Las empresas y su apuesta por la ciberseguridad

Es importante que las compañías apuesten por la ciberseguridad como una inversión de futuro y se pongan en manos de expertos. Los ciberdelincuentes mejoran sus técnicas, pero las empresas de seguridad de la información, que trabajan para prevenir estos delitos, también avanzan en la tarea.