Innovadora solución prestacional para parkings: SCTEH

Por Joaquín Lorao. Director técnico de Pefipresa

Tradicionalmente y con carácter prescriptivo, Código Técnico de la Edificación (CTE DBSI/DBHS), por las características de los parkings es habitual en España la instalación de medios de ventilación mecánica por depresión. En función de las características de cada planta, se diseña un sistema formado por una extensa red de conductos de extracción en base a un caudal de aire determinado.

solución prestacional para parkings

Problemas: Excesivo volumen físico de ocupación reduciendo el gálibo del garaje
• Reducción del número de plazas.
• Problemas en el mantenimiento por la suciedad en rejillas/conductos alterando sus prestaciones.
• Interferencias con otros sistemas por ejemplo CCTV.
• Elevados costes de suministro e instalación.
• Elevado coste energético.

Solución

Diseño prestacional mediante sistema de ventilación por impulsos para humo y calor originados por incendio, apoyado con software informático CFD (Computational Fluid Dynamics) y con constatación mediante pruebas reales de incendio simulado.

Amparo normativo

La necesidad de disponer de un sistema de control de humos en caso de incendio, así como de ventilación de control de CO en los aparcamientos, viene indicado en el CTE Código Técnico de la Edificación, el cual ya incorpora otra serie de normas específicas (normas inglesa BS 7346-7, y belga NBN S 21-208-2), que se pueden aplicar en los proyectos de instalaciones para el control del humo y calor en garajes.

La ventilación por impulsos se diseña con los siguientes objetivos fijados por las normas: Facilitar la evacuación segura de los ocupantes, evacuar el humo durante y tras el incendio, y facilitar la intervención de los servicios de extinción.

Ejes fundamentales de la solución

1) Diseño del sistema, basado en normativa europea de reconocido prestigio.
La implantación de la solución parte de los cálculos previos con los que se obtienen los caudales de aire a desplazar, tanto en situación de incendio como en situación de ventilación en el caso de la extracción de monóxido.

En el diseño se detalla la zonificación del sistema de ventilación a fin de garantizar que el humo de un incendio se mantiene retenido dentro de la zona de control de humos afectada por el fuego, dejando libres las rutas de escape fuera de dicha zona, conjuntamente con el algoritmo de funcionamiento del sistema de ventilación.

El sistema de ventilación por impulsos realiza un desplazamiento horizontal de los humos creando un flujo de aire en una dirección determinada (Barrido horizontal). Para crear este barrido, se cuenta con pozos de ventilación que impulsan al interior del garaje aire recogido del exterior (pozos de impulsión), así como jetfans que contribuyen al desplazamiento y direccionamiento del aire y de los humos hacia la fachada opuesta, donde se ubican los pozos que van a realizar la extracción de los humos.

El sistema de ventilación por impulsos no sólo está concebido para su funcionamiento en caso de incendio, sino también para realizar funciones de ventilación cuando los niveles de CO sean elevados. Tanto los pozos como los Jetfans, tienen la capacidad de trabajar en varios regímenes de funcionamiento con el objetivo de asumir ambos modos.

2) Verificación de correcto funcionamiento del sistema de impulsos diseñado mediante la aplicación de herramienta de simulación computacional FDS (Fire Dynamics Simulator).
La aplicación de la simulación de incendios en el diseño de sistema de control de temperatura y evacuación de humos (SCTEH) mediante software CFD (Computational Fluid Dynamics) presenta grandes ventajas frente a los clásicos métodos de cálculo analíticos adoptados por la normativa.

Destaca como una de las herramientas más utilizadas el FDS (Fire Dynamics Simulator), avalado por numerosos trabajos de validación en este ámbito. De las simulaciones de incendio se obtienen gran cantidad de resultados (representación 3D del humo, planos de temperaturas, temperatura media de la capa flotante de gases calientes, caudal másico, visibilidad, etc), que permiten verificar los objetivos a cumplir, tales como facilitar la evacuación segura de los ocupantes, facilitar la intervención de los servicios de extinción y evacuar el humo durante y tras el incendio.

3) Contraste de la solución mediante prueba real «in situ» con humo simulado.
Para garantizar una mayor seguridad sobre la solución desarrollada, se puede llevar a cabo una prueba de humos «in situ» simulando los factores reales que intervienen en un incendio, lo que nos permitirá la validación del sistema ya instalado. Se debe efectuar en los escenarios más desfavorables para validar los resultados.

Comprobaciones durante las pruebas.
Estabilidad de la capa de humos que permita una evacuación con visibilidad controlada -> Durante el tiempo de evacuación de ocupantes.
Comprobación del nivel de visibilidad para equipos profesionales de extinción de incendios en su intervención -> Pico del incendio (periodo de mayor producción de humo).
Verificación de ausencia de humos -> Post-Incendio.