“La clave de una seguridad satisfactoria es el correcto análisis de los riesgos”

Juan de Dios Extremera, director de Seguridad de Correos Express, explica en esta entrevista con Cuadernos de Seguridad algunas de las claves para conseguir una seguridad adecuada en este tipo de instalaciones de logística y distribución. “Podemos presumir de contar con un departamento de Seguridad preparado que mantiene nuestros índices de calidad y seguridad”, apunta.

correcto análisis de los riesgos

—Para comenzar, ¿podría indicarnos número de oficinas de distribución, plantas, trabajadores, servicios que ofrece, número de envíos,… de Correos Express?

—Correos Express, filial de paquetería urgente del Grupo Correos, apuesta por un modelo de negocio basado en delegaciones propias, lo que proporciona a la empresa un alto nivel de agilidad y calidad en la gestión. La compañía cuenta con más de 4.000 colaboradores, 2.500 vehículos y más de 100.000 metros cuadrados en plataformas. Además, con el apoyo del Grupo Correos, dispone de la red de mayor capilaridad del mercado lo que permite atender cada día a los más de 8.000 municipios de España.
Correos pertenece al Grupo SEPI, un holding empresarial que abarca un total de 15 empresas públicas de forma directa y mayoritaria, con una plantilla de más de 73.000 profesionales en 2015, la Corporación Radiotelevisión Española, sobre la que tiene competencias, y una fundación pública tutelada. Asimismo, SEPI tiene participaciones directas minoritarias en otras nueve empresas, e indirectas sobre más de cien sociedades. Correos es la primera empresa del país por capilaridad y cobertura territorial, con cerca de 10.000 puntos de acceso a sus servicios. Distribuye cerca de 3.600 millones de envíos al año y llega diariamente a 28 millones de hogares, empresas e instituciones. Cuenta con un equipo humano de más de 50.000 profesionales que trabajan para ofrecer soluciones integrales y una amplia gama de productos de alta calidad adaptados a los diferentes segmentos de clientes, tanto de paquetería y marketing directo como de servicios postales basados en nuevas tecnologías y financieros.

—¿Cuál es la estructura e infraestructura del Área de Seguridad de Correos Express?

—Disponemos de un departamento de Seguridad centralizado, liderado por un director de Seguridad de ámbito nacional y un equipo ubicado tanto en Madrid como en Barcelona de manera permanente. Cada zona geográfica operativa en que se configura la compañía cuenta con la asignación de un delegado de Seguridad debidamente habilitado. La estructura se completa con una Unidad de Análisis que da apoyo en materia de información, gestión e investigación con la finalidad de reducir los siniestros que afectan a Correos Express.

seguridad satisfactoria

—A grandes rasgos, y teniendo en cuenta la singularidad de cada instalación, ¿podría explicarnos los medios y medidas de seguridad con que cuentan de manera general?

—Cada una de nuestras delegaciones presenta una casuística diferente en lo que a medidas de protección se refiere. Todas ellas cuentan con instalación de sistema de alarmas y CCTV adaptados al análisis de riesgos realizado por el Área de Seguridad. Contamos, además, con vigilancia física y servicio de retirada de efectivo, y en aquellas que lo requieren, disponemos de servicios de acuda.

—¿Qué riesgos y problemas se ha encontrado el Área de Seguridad de Correos Express en el quehacer diario?

—La labor del departamento de Seguridad tiene como objetivo minimizar los riesgos y resolver los problemas que se den en nuestras naves, con nuestros colaboradores y en los vehículos, entre otras. Podemos presumir de contar con un departamento de Seguridad preparado que mantiene nuestros índices de calidad y seguridad, pero, sí que es cierto que, cuando la demanda sube y por tanto aumenta nuestra capacidad de reparto y nuestros recursos, tenemos que estar más atentos a posibles hurtos a nuestro personal, en nuestras plataformas o en nuestros vehículos. Correos Express se está posicionando como líder en el sector de la paquetería urgente y crece tanto en ratios de capacidad como de recursos, por lo que es preciso tener protocolos activos que prevean las incidencias que se derivan de este crecimiento.