Visión integral en proyectos de control de accesos

Rogelio Rodríguez. Acces Control Iberia Sales Manager. Tesa Assa Abloy

Las constructoras, ingenierías o estudios de arquitectura demandan servicios cada vez más completos que les permitan cubrir varias de sus necesidades. De esta forma, el desarrollo del proyecto es más fluido ya que se afrontan las distintas patas del mismo con mayor perspectiva y de una forma más global.

proyectos de control de accesos

A la hora de afrontar un proyecto, es fundamental poder ofrecer el servicio más integral posible. Los proyectos de construcción o rehabilitación de edificios presentan innumerables retos para los responsables de los edificios, y en ese sentido contar con el respaldo de empresas punteras es clave para el buen devenir del proyecto. El control de accesos es uno de los pilares de este tipo de proyectos, puesto que las ventajas que aporta en cuanto a seguridad y comodidad son claves en el día a día de estas instalaciones. Sin embargo, en esta ocasión mi deseo es el de ir más allá y hacer ver la importancia de afrontar proyectos de manera global, de forma que cada una de las partes del mismo se retroalimente entre sí.

En lo relativo a la seguridad, soluciones de control de accesos electrónicas, como SMARTair™ de Tesa Assa Abloy, tienen como una de sus principales ventajas el hecho de que se evitan las amenazas derivadas de la pérdida de llaves. Esto, para zonas de alto tránsito en las que se cuenta con muchísima gente a la que dar acceso, supone una ventaja ya que se facilita mucho la gestión de llaves. Ante la pérdida de una credencial maestra, un simple «click» desde el software dando de baja la credencial es suficiente para mantener intacta la seguridad del conjunto de las puertas. Además, ofrecen un registro de eventos en tiempo real, de forma que a cualquier hora y desde cualquier lugar se puede consultar la actividad de cada una de las puertas: quién ha accedido y cuándo, así como los accesos denegados.

Sin embargo, en proyectos grandes, como hospitales, centros comerciales, recintos deportivos, etc., las necesidades de cada área son muy distintas y particulares. Es posible que no en todas ellas se requiera de un amaestramiento electrónico, y que se requiera de uno tradicional. De ahí, la necesidad de contar con un asesoramiento por parte de expertos que consigan realizar un buen plan de cierre para garantizar la seguridad del edificio en cuestión, adecuado a las necesidades de cada instalación, con la finalidad de lograr edificaciones funcionales y seguras para cada uno de los usuarios del centro. Se trata, en definitiva, no solo de proveer productos y soluciones, sino también de ofrecer una asesoría global en todas las cuestiones que engloba un plan de cierre, de forma que el cliente se olvide de los quebraderos de cabeza que le pueden llegar a dar este tipo de cuestiones.

En Tesa Assa Abloy, como empresa de referencia en soluciones de cierre y control de accesos, trabajamos codo con codo todos los departamentos para que así sea, ofreciendo todo el conocimiento y background en este campo. Ello nos permite cubrir todos los campos necesarios para realizar con éxito un plan de cierre: normativa, evacuación, el control de accesos, etc. Todo ello asegurando un principio básico como la calidad del producto.

Para ello, el estudio previo que se realiza es un paso fundamental en el que se establecen las necesidades de cada puerta, estudiando el herraje necesario para cada una de ellas según criterios de uso, calidades, estética, coste y normativas, obteniendo como resultado grupos específicos donde se definen claramente marca, modelo y referencia de cada uno de los elementos que lo componen. Se analizan todos los detalles, características y variables que puedan concurrir en cada punto de acceso, distribución interior o evacuación; aplicando el herraje realmente necesario y calculando un amaestramiento coherente con los elementos seleccionados.

De esta forma, se detallan las puertas que deben ir con seguridad mecánica, con seguridad electrónica o con herrajes complementarios; así como las automáticas o aquellas que estén destinadas a libre circulación. Un estudio pormenorizado en el que se tienen en cuenta todas las particularidades de cada uno de los accesos y se combinan todas las soluciones de cierre necesarias para la adecuación del proyecto. Posteriormente, se hace un seguimiento a lo largo de la obra en la que se garantiza el cumplimiento de las calidades y de la correcta aplicación a la realidad final, dando como resultado el manual de uso y mantenimiento integral del plan de cierre, documento imprescindible para el control y gestión del plan de seguridad y mantenimiento de la edificación.

En definitiva, se trata de un trabajo conjunto de todas las áreas en el que se combina el conocimiento de cada una de ellas con el objetivo de contar con instalaciones seguras, funcionales y modernas, adaptadas a las particularidades de cada una de ellas. Un ejemplo de esta capacidad de adaptación, por ejemplo, lo encontramos en la variedad de acabados, puesto que contamos con acabados antimicrobianos para cualquiera de nuestros productos, algo ideal para hospitales o residencias de ancianos. Esto fue fruto de la innovación aplicada a raíz de la última gripe aviar, momento en el que se vio necesario para evitar la propagación de las bacterias en edificios sanitarios. Un pequeño ejemplo que ilustra nuestra orientación constante hacia la innovación a para adaptarnos a las demandas y necesidades del mercado.